La cantera sacó la cara por el Atlas

La historia del Atlas en las últimas décadas se repite semestre a semestre. En esta ocasión, el torneo Apertura 2013 no fue la excepción.
La historia del Atlas en las últimas décadas se repite semestre a semestre. En esta ocasión, el torneo Apertura 2013 no fue la excepción.
 La historia del Atlas en las últimas décadas se repite semestre a semestre. En esta ocasión, el torneo Apertura 2013 no fue la excepción.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • José Luis Mata, técnico surgido de la cantera rojinegra, logró recomponer el barco
  • Atlas apostó por Omar Asad, desconocido en el medio mexicano: en el pecado llevaron la penitencia

La historia del Atlas en las últimas décadas se repite semestre a semestre. En esta ocasión, el torneo Apertura 2013 no fue la excepción. Atlas, una institución condenada a reestructurarse o morir, ha tenido que subsistir en los últimos tiempos de lo que produce de su cantera y vende. En esta ocasión, fue la gente de la estructura de fuerzas básicas en el Cuerpo Técnico lo que permitió que Atlas saliera a flote. En otras ocasiones, cuando los futbolistas por los cuales se apostó de forma importante no respondían, salía la casta por parte de la gente nacida en la institución para intentar rescatar un poco de lo perdido durante el camino. Atlas y la dirigencia que encabeza Eugenio Ruiz Orozco, apostaron por un proyecto muy riesgoso y en el pecado llevaron la penitencia. En la búsqueda de soluciones tras la salida de Tomás Boy de la Dirección Técnica y, tras el rechazo de técnicos como José Guadalupe Cruz y Jesús Ramírez al proyecto rojinegro, no quedó de otra más que fichar al desconocido Omar Asad. El resultado de tan elevada apuesta se puede visualizar en los números. Tuvieron que pasar 13 encuentros sin victoria y hasta ahí llegó el límite de la dirigencia para sostener en el cargo a Asad, quien demostró así su incompetencia para dirigir al equipo, más allá de que logró trascender en la Fase de Grupos de la Copa MX. Ahí fue donde la cantera apareció para responder y resarcir los errores cometidos a lo largo del torneo. José Luis Mata, auxiliar técnico de Asad y gente de la cantera rojinegra durante toda la vida, recibió la oportunidad ante la salida del argentino, quien por su bajo costo como técnico tuvo la chance de dirigir en México, pero ni así logró trascender. En tres partidos de Liga dirigidos por “Pepe” Mata, el equipo ganó uno, empató otro y perdió el último. De esa manera se recompuso un poco la situación y se mantendrá el margen de distancia de ocho puntos sobre Atlante, en la tabla por no descender. La frialdad de los números habla por sí sola para evaluar los primeros meses de gestión de Eugenio Ruiz Orozco –que podrían ser los últimos del club como Asociación Civil-, con una victoria, nueve empates y siete derrotas. Ahora, la prioridad de Atlas es pensar en conseguir un buen postor ante la opción abierta para vender los activos de la institución.

No te pierdas