Diego Lagos llegó comprometido a regresar a Pumas al protagonismo

Diego Lagos, refuerzo de los Pumas de la UNAM, arribó este domingo por la mañana a la Ciudad de México para emprender su primera aventura fuera del futbol argentino.
Ciudad de México -
  • El volante argentino arribó a la Ciudad de México y este lunes realizará exámenes médicos
  • El ex jugador de Rosario Central Firmó un contrato con el Club Universidad por tres años

Diego Lagos, refuerzo de los Pumas de la UNAM, arribó este domingo por la mañana a la Ciudad de México para emprender su primera aventura fuera del futbol argentino. A su llegada al Distrito Federal y consciente del mal paso del cuadro universitario en el último torneo, el volante se mostró optimista de poder hacer un buen papel para sacar de la crisis al equipo que concluyó el Apertura 2013 en último lugar de la Tabla General.

"Es un equipo muy importante, una oportunidad muy linda y espero estar a la altura".

"Sí vi que no fue un buen torneo pero bueno con mucha fe y esperanza de que va salir todos bien y tratar de aportar mi granito de arena".

El ex futbolista de Rosario Central, quien firmó un contrato por tres años, dijo estar comprometido a regresar a los primeros planos del balompie mexicano al conjunto felino que la pasada temporada registró su peor cosecha de puntos desde 1996, año en que fueron instaurados los campeonatos cortos.

"Con mucha fe y esperanza de que va salir todos bien y tratar de aportar mi granito de arena"

"El compromiso es tratar de poner a Pumas, como lo ha hecho siempre, en los primeros lugares del futbol mexicano. Me obliga a entregar el máximo en cada entrenamiento, en cada partido, no relajarme nunca".

Sobre la presión que pueden significar los malos resultados de la campaña pasada, Lagos afirmó estar acostumbrado a jugar bajo presión, por lo cual no será problema ni pretexto para encarar el Clausura 2014, el cual arrancan el domingo 5 de enero ante el Puebla.

"Estoy en una edad donde me siento maduro para afrontarla, en Argentina se juega con mucha presión, es algo a lo que estoy acostumbrado".

Finalmente Diego reconoció que aunque estuvo en competencia hasta hace dos semanas, le costará trabajo adaptarse a la altura de la Ciudad de México.

No te pierdas