Omar Bravo y sus grandes deseos en su regreso a Chivas

Omar Bravo regresó a Chivas y quiere un 2014 diferente para el equipo en cuanto a resultados. Su técnico José Luis Real, quien lo conoce a la perfección, le dio el gafete de Capitán y el delantero...
Guadalajara, Jalisco -
  • El delantero sabe que viene un reto importante para el 2014 y es levantar al equipo en cuanto a los resultados

Omar Bravo regresó a Chivas y quiere un 2014 diferente para el equipo en cuanto a resultados. Su técnico José Luis Real, quien lo conoce a la perfección, le dio el gafete de Capitán y el delantero lo aceptó con gusto; ahora el goleador tiene como objetivo salir campeón.

"Aunque parezca un poco redundante, yo quiero ser campeón con este equipo, más allá de la situación en la que se esté y de las opiniones que existan alrededor del equipo, vengo a ser campeón, no pienso en otra cosa, desde el momento que toqué base aquí he tratado de entrenar y prepararme y dar lo máximo de mí, sé que es una labor de equipo y se necesita contagiar muchas cosas para poder aspirar a ser un equipo protagonista, que esté en los primeros lugares y que pelee por un título, porque no hay más para la gente y los aficionados; tenemos que trabajar, redoblar esfuerzos todos, en una labor de equipo", expresó Bravo.

En su retorno al Guadalajara, el escenario que encuentra es diferente al que dejó, pero está consciente que quiere escribir una nueva historia y de la mejor manera.

 

" He vivido muchas cosas que me han ayudado a ver mi carrera de diferentes perspectivas, sin duda he vivido cosas buenas, otras no tantas"

"Por diferentes circunstancias que han pasado, empezando por tener distintos entrenadores y estructuras, en aquellos momentos algunas cosas se hicieron bien, otras no tanto, pero no podemos tener ya parámetro de eso, no podemos vivir de que llegamos a la Final de Libertadores hace tres años cuando yo me fui, ni tampoco del campeonato del 2006, eso ya pasó, la gente quiere resultados, quiere que el equipo sea ganador y eso ya está, es historia, yo creo que la constancia es lo que te va a mantener vigente, pero siendo protagonista, no nada más peleando por entrar a la Liguilla de panzazo o no entrar, tener golpes de autoridad y jugar bien", recalcó.

-¿En qué etapa de tu carrera se te da el regreso a Chivas?- "Me llega en un momento de plena madurez, la verdad que he vivido muchas cosas que me han ayudado a ver mi carrera de diferentes perspectivas, sin duda he vivido cosas buenas, otras no tantas, cosas que tiene el futbol, aquí estamos con un nuevo reto, una nueva ilusión, una nueva oportunidad de seguir trascendiendo en este equipo, de dar la parte que me toca".

ASUME EL RETO SIN TEMOR

El reto no le asusta a Omar Bravo, porque Chivas no solamente debe reponerse de los golpes deportivos de torneos pasados, sino también de salir de una zona, que por la historia del equipo lastima su afición, como es tener problemas porcentuales.

"Me agrada y me compromete, porque es evidente que el equipo no está pasando por un buen momento. He vivido muchas cosas con este equipo durante varios años, he ido y regresado ya más de un par de veces, la gente quiere resultados, nosotros trabajamos para ellos, para los aficionados, para nuestras familias, y es el momento de responderle como futbolista, como profesional, como persona en todos los aspectos", expresó.

Bravo se siente preparado para darle lo mejor a Chivas en el aspecto futbolístico, es uno de sus objetivos y lo quiere cumplir.

"Son tiempos distintos y creo que hay otras generaciones. Lo he dicho otras veces, hay generaciones que dan, otras que no, y es muy importante tener claro cómo ha avanzado el futbol y cómo tienes que ir erradicando cosas que definitivamente no te sirven para poder tener vigencia, que es lo que te da la constancia, ojalá que esta generación de jóvenes y nosotros que hemos llegado otra vez, podamos amalgamar bien las cosas y pertenecer a las generaciones que dan y que se empiece hablar bien del equipo".

SU PASO POR ATLAS

Los últimos meses, Omar Bravo vivió situaciones atípicas que puede pasar un jugador. Llegó al Atlas para reforzarlo, hubo reclamos fuertes en un principio por parte de la afición rojinegra y la de Chivas, pero el delantero se siente tranquilo por lo que hizo en su paso por este club.

"La verdad me enorgullezco de mi trabajo en Atlas, porque ambos nos ayudamos. Yo no venía de hacer bien las cosas en Cruz Azul, se dio por muchas circunstancias mi paso por Atlas, cuando llegué ahí dije que quería ganarme el respeto, a lo mejor no iba a haber cariño o cosas así; se jugaban muchas cosas, como un descenso directo con Querétaro y sabía que iban a haber muchas opiniones de parte de la gente de Guadalajara que por más que me haya ido al Kansas City o a Cruz Azul, me tienen identificado como un jugador chiva, pero traté de dejar de lado esas cosas, al final del día me quedo con el cómo me despidió la gente de Atlas en el Jalisco", declaró.

DE VUELTA A CASA

Al estar de regreso en Chivas, Bravo se siente confortado porque ahí nació como futbolista, y el camino profesional nuevamente lo trajo a vestir la playera rojiblanca.

"Venir al Guadalajara es como estar en mi casa, sé dónde te puedes tropezar aquí en Verde Valle, conozco todos los recovecos que pueden existir en esta colonia, aquí me hice, aquí crecí y voy a entregarme a Chivas como lo he hecho en todas las etapas que estuve, y como lo hice en Atlas, Cruz Azul, Kansas y en el Depor; no es que cambie mucho, simplemente que a veces te va bien y otras no, esto es lo que tiene el futbol y la magia que tiene de poder revertir las cosas cada fin de semana".

"Estoy agradecido con la gente de Atlas por la oportunidad que me dieron de poder de vestir su camiseta, con Carlos Martín del Campo, Eugenio Ruiz Orozco, con Morquecho, Víctor Flores, porque confiaron en mí y las cosas se dieron; también estoy agradecido con Jorge Vergara, por darme la confianza de estar en este equipo que quiero mucho", señaló.

Bravo no sabe si su retiro como profesional lo hará con Guadalajara, no quiere presionar su pensamiento en estos momentos, se lo deja al destino y al tiempo.

"Tengo 33 años y todavía me siento bien, pleno para estar en un nivel de competencia de Primera División y vamos a ver qué pasa en el día a día, sería lo ideal retirarte en el equipo en donde empezaste, por infinidad de cosas, pero tiempo... ya veremos", comentó.

No te pierdas