Pumas sufre con el cacareo de Gallos

Un auténtico infierno es el que viven los Pumas cada que deben visitar el estadio Corregidora para enfrentar a Gallos Blancos.
Un auténtico infierno es el que viven los Pumas cada que deben visitar el estadio Corregidora para enfrentar a Gallos Blancos.
 Un auténtico infierno es el que viven los Pumas cada que deben visitar el estadio Corregidora para enfrentar a Gallos Blancos.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Pumas no gana en Querétaro desde la Temporada 92-92 cuando venció 1-3 a Gallos
  • Cuatro derrotas acumula en el mismo número de visitas que ha hecho al Corregidora 

Un auténtico infierno es el que viven los Pumas cada que deben visitar el estadio Corregidora para enfrentar a Gallos Blancos en una pesadilla que incluso el torneo anterior se trasladó al propio estadio Olímpico Universitario y que los felinos desean cortar el próximo viernes cuando disputen la Jornada 2 del Clausura 2014.   Han pasado más de 20 años desde que Pumas consiguió su último triunfo en Querétaro dentro de la Liga mexicana, pues incluso el semestre pasado que se metió a La Corregidora por la Copa MX no pasó del empate a cero goles, aunque días más tarde recibió a los emplumados en CU para propinarles una goleada de 4-0 y avanzar en el torneo alterno a la Liga.   Fue el 1 de mayo de 1993 cuando con goles de Jorge Santillana y un doblete de Antonio Torres Servín, los Pumas consiguieron su último triunfo 1-3 visitando al Querétaro.   Desde aquel día, Pumas ha jugado en ocho ocasiones en la casa de los emplumados cosechando tres empates por cinco descalabros, siendo el del Apertura 2011 el más estrepitoso cuando perdieron 4-0 con triplete del argentino Carlos Éver Bueno y un tanto más de Franco Niell, todavía con Guillermo Vázquez al frente de los universitarios.   En el último duelo en Querétaro en el Clausura 2013, Pumas volvió a sufrir pues a pesar de ponerse en ventaja con un gol de Javier Cortés, Gallos Blancos le dio la vuelta al encuentro con doblete de Amaury Escoto, quien se perfila para iniciar en el duelo del próximo viernes ante la salida de Esteban Paredes.   El último antecedente entre ambos cuadros fue apenas el pasado mes de julio cuando los Gallos que se mantuvieron en Primera División gracias a la compra de la franquicia de Jaguares de Chiapas se metieron al Olímpico Universitario para ganar 0-3 y comenzar la crisis que llevaría a Pumas a terminar en último lugar de la Tabla General.   Expulsados felinos, una constante   Otra argumento que ha provocado que Gallos Blancos se convierta en un verdadero dolor de cabeza para Pumas son las expulsiones que sufren sus jugadores en dichos encuentros.   En el último partido, Ariel Nahuelpán se fue expulsado con roja directa al minuto 61. Seis meses antes, en el Clausura 2013 fue Marco Antonio Palacios el que vio la tarjeta roja por doble amarilla apenas al minuto 35 por serios reclamos sobre el silbante Fernando Guerrero dejando a su equipo con un hombre menos.   En el Apertura 2011 la situación se repitió pues la goleada de 4-0 que se llevaron los Pumas fue en gran parte a que Luis Fuentes vio la roja directa al minuto 50 del partido y cuando los Pumas ya caían 2-0.   Esos son los ‘fantasmas’ que Pumas deberá sortear este viernes cuando se vuelva a meter al estadio La Corregidora, un inmueble que durante algún tiempo fue su casa ante la huelga que vivió la UNAM, pero que se ha convertido en una aduana insufrible y de la cual pocas cosas han rescatado cuando el calendario les marca una parada en esa sede.

No te pierdas