Vengo a ser ídolo de América: Andrés Ríos

Comprometido con los objetivos e ilusionado por haber llegado al que considera el club más grande del continente, Andrés Ríos tiene claro el motivo por el cual aceptó incursionar en el futbol...
Ciudad de México -
  • El delantero argentino tiene como meta marcar 10 goles o más en el presente torneo
  • Jugó ante América en la Copa Libertadores del 2008: “fue hermoso jugar en el Azteca”

Comprometido con los objetivos e ilusionado por haber llegado al  que considera el club más grande del continente, Andrés Ríos tiene claro el motivo por el cual aceptó incursionar en el futbol mexicano y tomar la oferta que le hizo el América para ser refuerzo en el Clausura 2014.   “Es una de las metas para las que vengo (ser ídolo de América), ojalá que se cumpla”, sentenció el delantero en charla con Medio Tiempo, a la vez que reconoce su alegría por la oportunidad que le brinda el futbol.   “Estoy muy contento porque es una meta, un sueño venir a un club tan grande como América y también por el recibimiento de mis compañeros, del cuerpo técnico, de la afición; la verdad que se hicieron sentir muy rápido y feliz por estar acá”.   Y es que el hecho de que los refuerzos que llegaron del extranjero a las Águilas en los últimos dos años no hayan terminado por echar raíces, no confunde o distrae a Ríos, quien tiene claro que posee argumentos suficientes para poder convertirse en referente de la ofensiva azulcrema.   “Me considero un delantero con gol, pero más tirado atrás, un media punta con llegada a gol, retengo mucho la pelota, sé aguantar de espaldas, pivotear y creo que puedo aportarle bastante al equipo.   “Me parece que cada jugador tiene su manera de jugar. Más allá de compartir la posición con Mina u otros delanteros, cada uno tiene su particularidad, sus metas, su manera de entrenarse, de estar fuera y dentro de la cancha; tengo muchas ganas de triunfar, sé que con eso no alcanza, pero creo que el jugador debe hablar dentro de la cancha y cuando me toque, trataré de hacerlo”, manifestó en entrevista.   Ríos reconoció que pese al buen año que tuvo con el Deportivo Cuenca en la Liga de Ecuador, se sorprendió en cuanto se enteró del interés que existía de las Águilas para traerlo al futbol mexicano.   “Me sorprendió porque si bien tuve un gran año en Ecuador, me sorprendió por la grandeza del club, me puse contento con mi familia, con mi representante por el hecho de que se podía dar este paso y ahora que ya está todo terminado uno lo disfruta más”, explicó.   Su meta: 10 goles o más   Llegar a un equipo como América provoca que Ríos cambie su forma de pensar, pues aunque a lo largo de su carrera apeló a objetivos cortos, también sabe que esos no tienen cabida en las Águilas por lo que ya se fijo una cuota de goles para alcanzar en el Clausura 2014, sabedor también de que la adaptación y la altura no representarán mayor problema por sus antecedentes.   “Siempre trato de ponerme metas cortas, pero creo que en una Liga tan importante, con grandes clubes, con nombres tan importantes he pensado en convertir de 10 goles para arriba. Si uno viene a un equipo grande como América, uno tiene que exigirse manera grande también”, manifestó el artillero de 24 años. Jugó ante América en Copa Libertadores   Finalmente, Ríos no pudo evitar echar a andar la memoria y recordar cuando enfrentó al América en el Estadio Azteca por la Copa Libertadores del 2008. Fueron cuatro minutos los que el argentino disputó al entrar de cambio por Paulo Ferrari, pero la sensación de aquel episodio le resultó impactante más allá de la derrota que se llevó el cuadro “Millonario” por 4-3.   “Tuve la oportunidad de enfrentarlos en 2008 con River en la Copa Libertadores, jugué en el Azteca y comentaba con mi representante que en el momento que me tocó entrar, que fueron 10 minutos, sentí algo hermoso y al ver el partido del sábado me gustó lo grande que es, la gente, todo se pinta de amarillo y me fui muy feliz por haber llegado a un club así”, puntualizó.

No te pierdas