Atacantes extranjeros de salva

Una vez más la mayoría de los clubes mexicanos han confiado su ataque a delanteros extranjeros, utilizando 18 y 20 delanteros foráneos en las primeras dos jornadas del Torneo Clausura 2014.
Una vez más la mayoría de los clubes mexicanos han confiado su ataque a delanteros extranjeros, utilizando 18 y 20 delanteros foráneos en las primeras dos jornadas del Torneo Clausura 2014.
 Una vez más la mayoría de los clubes mexicanos han confiado su ataque a delanteros extranjeros, utilizando 18 y 20 delanteros foráneos en las primeras dos jornadas del Torneo Clausura 2014.
Ciudad de México -
  • Ocho delanteros foráneos que llegaron en 2013 marcaron sólo 18 goles en 83 juegos
  • Salieron con un promedio bajó ya que marcaron un gol cada 416 minutos

Una vez más la mayoría de los clubes mexicanos han confiado su ataque a delanteros extranjeros, utilizando 18 y 20 delanteros foráneos en las primeras dos jornadas del Torneo Clausura 2014. Sin embargo, no siempre son la solución a los problemas de ofensiva. Basta ver los registros que dejaron ocho atacantes que llegaron al balompié nacional el año pasado y que dos torneos después tuvieron que salir por la puerta de atrás debido a lo poco rentables que resultaron para sus equipos. En 2013 Robin Ramírez, Ariel Nahuelpán, Joaquín Larrivey, Mauro Matos, Yovanny Arrechea, Fernando Cavenaghi, Roberto Nanni y Jherson Córdoba arribaron a la Liga MX etiquetados como goleadores pero ninguno pudo demostrarlo, dejando una pobre producción de 18 tantos en más de 7 mil 490 minutos que sumaron en el terreno de juego. El promedio de goles por partido de los ocho delanteros extranjeros, quedó en 0.21, es decir, marcaron un gol cada 416 minutos, lo que orilló a sus clubes a prescindir de ellos para el actual Clausura 2014. En algunos casos la paciencia fue mínima y fueron dados de baja desde el Apertura 2013. En la campaña actual, la tendencia se ha mantenido, pues de los siete delanteros que llegaron a México y que han tenido minutos, sólo dos han podido marcar gol (Liber Quiñones y Maikon Leite), en los 575 minutos que suman en el terreno de juego. El pasado torneo dejó mal parados a varios artilleros como Robín Ariel Ramírez, que fue fichado por los Pumas de la UNAM para el Clausura 2013, y que arribó a México como Campeón goleador de la Liga de Colombia. Aquí sólo pudo marcar tres tantos en 28 partidos y mil 300 minutos que disputó en la cancha. La escuadra universitaria volvió a fallar con la contratación de Ariel Nahuelpán, quien jugó más de mil minutos y sólo pudo anotar en dos ocasiones en el torneo de Liga. Ambos jugadores salieron por la puerta de atrás y ahora forman parte del Deportivo Cali del balompié cafetalero y el Tigre del futbol de Argentina respectivamente. Joaquín Larrivery (Rayo Vallecano) y Roberto Nanni (sin club), ficharon con el Atlante registrando una pobre cosecha de cinco goles entre ambos. Larrivey en el Clausura 2013 marcó dos dianas en mil 68 minutos y Nanni se hizo presente en el marcador tres veces en 539 minutos.    Otros de los pasos fugaces por el balompié nacional fueron el del colombiano Yovanny Arrechea (Independiente de Santa Fe), en León, Jherson Córdoba en Jaguares (Atlético junior) y el del argentino Mauro Matos en San Luis (All Boys). El “Búfalo” apenas pudo anotar un tanto en la Liga MX, mientras que su compatriota se fue sin dejar registro goleador en Chiapas. En el caso del delantero nacido en Buenos Aires, sólo marcó en tres ocasiones en mil 245 minutos que tuvo en la cancha. Los tres salieron de México una vez finalizado el Clausura 2013. Finalmente Fernando Cavenaghi, quien fichó para los Tuzos del Pachuca a inicios del 2013, regresó a River Plate dejando en México sólo cuatro tantos en mil 395 minutos. El “Toro” no pudo aprovechar la continuidad que tuvo la campaña pasada y ya no entró en los planes de Enrique Meza por lo que tuvo que volver a su país al club que lo debutó en el futbol profesional.

No te pierdas