Falta humildad y honestidad en el arbitraje: Rafa Márquez

Molesto por el trabajo arbitral de Paul Delgadillo que se reflejó en el resultado del partido en el que América venció al León, Rafael Márquez señaló que hace falta honestidad y humildad en el...
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • El zaguero señaló que ya no se puede hablar porque llegan las "súper multas"
  • Aseveró que algunos árbitros lo han insultado y tiene que aguantarse

Molesto por el trabajo arbitral de Paul Delgadillo que se reflejó en el resultado del partido en el que América venció al León, Rafael Márquez señaló que hace falta honestidad y humildad en el trabajo de los árbitros mexicanos. El Capitán de la Selección Mexicana lamentó que no se puedan expresar de manera libre sobre cualquier tema que atañe al futbol azteca, pues de inmediato llegan las "súper multas", por lo que espera que el trabajo de los silbantes mejore por bien del balompié local. "Cuando alguien tiene el poder de perjudicar al contrario sin lugar a dudas lo hace, creo que hace falta un poco más de humildad y honestidad al trabajo, creo que eso habla mucho del profesionalismo de cada quien, pero hay veces que algunos no lo quieren ver. "Uno ya no puede decir nada porque sino vienen las ‘súper multas’, pero creo que tienen que preocuparse por mejorar eso porque esto ya no es de hoy, es de hace mucho tiempo y desafortunadamente hay árbitros que les intentas hablar bien, les intentas hablar regular y la misma desesperación llega cuando no pitan como deben o como uno lo ve, pero tienen que mejorar por el bien del futbol mexicano", sentenció. Sobre las palabras de Luis Montes, quien aseguró que nunca insultó a Delgadillo, Márquez reveló que algunos árbitros lo han insultado, pero él no tiene la tarjeta roja para expulsar. "A mí me ha pasado que me insultan y uno no puede sacar la tarjeta roja y decir "oye me insultaste", pero bueno es el poder que tienen ellos y sólo tenemos que acatar lo que ellos decidan. "Ustedes mismos considérenlo (si hay bache en arbitraje mexicano), tratamos de hacer mejor nuestro trabajo en la cancha y ellos también deben hacerlo", dijo. Márquez aceptó que se va triste por el resultado, ya que desde su punto de vista La Fiera no merecía perder. "Nos vamos tristes porque no merecíamos la derrota. Se peleó, se luchó, fue parejo el encuentro, pero decisiones que al final nos perjudican es lo que nos deja con un poco de rabia", concluyó.