Una década de Decio, entre luces y sombras

Decio de María cumple 10 años dentro del balompié nacional, pues llegó a la Federación Mexicana de Futbol un día como hoy, pero de hace una década. Lo hizo incluso antes de que Justino Compeán se...
Decio de María cumple 10 años dentro del balompié nacional, pues llegó a la Federación Mexicana de Futbol un día como hoy, pero de hace una década. Lo hizo incluso antes de que Justino Compeán se convirtiera en Presidente del organismo.
 Decio de María cumple 10 años dentro del balompié nacional, pues llegó a la Federación Mexicana de Futbol un día como hoy, pero de hace una década. Lo hizo incluso antes de que Justino Compeán se convirtiera en Presidente del organismo.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Alberto de la Torre recuerda cómo y cuándo llegó De María a la FMF
  • Alejandro Irarragorri destacó los avances del futbol mexicano bajo su administración

No es el personaje más popular del futbol mexicano, pero sí quien durante la última década ha desempeñado un papel clave a nivel de Federación Mexicana de Futbol, Selecciones Nacionales, y ahora al frente de la Liga MX.   Decio de María cumple 10 años dentro del balompié nacional, pues llegó a la Federación Mexicana de Futbol un día como hoy, pero de hace una década. Lo hizo incluso antes de que Justino Compeán se convirtiera en Presidente del organismo, y cuando muchos de los actuales directivos todavía no figuraban.   “Nosotros necesitábamos como Secretario General a alguien profesional, sobre todo economista para poder seguir con los planes de profesionalización que se habían iniciado”, cuenta Alberto de la Torre, quien era el Presidente de la FMF cuando De María fue contratado.   Esto último se decidió durante una Asamblea el 20 de enero del 2004, cuando los principales directivos que pusieron el nombre de Decio en la mesa fueron Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego y el propio Compeán, en ese entonces Presidente del Necaxa.   “Sobre todo América lo puso. Lo puso también Morelia y lo puso Necaxa”, señaló De la Torre en entrevista vía telefónica.   De María llegaba de la OTI (Organización de Telecomunicaciones Iberoamericanas), donde fortaleció su relación con Azcárraga Jean y en la que una de sus tareas era la negociación de derechos de televisión para grandes eventos deportivos.   “Eso ayudó, pero lo principal fue la organización económica y él es muy bueno para eso”, añadió De la Torre.   Antes de ello, De María había fundado un despacho de consultoría financiera, después de haber trabajado para la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, y el Banco de México, luego de obtener la Maestría en Economía por el ITAM.   “En cuanto nos acostumbramos a trabajar juntos, en cuanto estuvimos organizados no tuvimos ningún problema, a pesar de que mucha gente trataba de dividirnos”, recordó el ex Presidente de la FMF.   PROMUEVE DECIO LA BONANZA ECONÓMICA   Precisamente durante la gestión de De María como Secretario General, ya sin De la Torre sino con Compeán como Presidente de la FMF, el organismo renovó sus finanzas y fortaleció las arcas a partir de una mayor comercialización.   Con la Selección Mexicana como estandarte, el organismo generó durante el ciclo mundialista 2006-2010, ganancias hasta por 170 millones de dólares. Para el ciclo 2010-14 se espera que los ingresos superen los 250 millones de dólares.   Contentos con esos resultados, los dueños de clubes instalaron a De María como Presidente de la Liga MX el 26 de abril del 2012, convencidos de que el Tri y la FMF eran ya estructuras más sólidas y que ese enfoque ahora era necesario en los clubes y la Liga, a la cual le dieron “independencia”.   “Le tocó recibir (en 2004) una organización de nuestro futbol que no se encontraba en su mejor momento en términos estructurales, en términos financieros, en términos de visión, y ha sido una pieza clave para poder unir las diferencias”, señaló el dueño de Santos, Alejandro Irarragorri.   “Creo que Decio ha hecho una gran labor, primero coadyuvando a que se genere una sólida estructura, una visión del futbol mexicano y encaminando al futbol hacia un proceso de construcción y de madurez muy relevante”.   DE ‘LIMPIAS’ Y POLÉMICAS   Aunque De la Torre aclara que De María no llegó para limpiar la imagen de la FMF, una de las principales determinaciones que tomó el organismo en ese 2004 fue la desaparición del Irapuato y Querétaro, señalados por tener supuestos vínculos con el narcotráfico.   La limpia se justificó en el calendario abultado, pues la Federación explicó que requerían reducir la Liga de 20 a 18 clubes.   También antes de su llegada, el futbol nacional atravesó otros episodios oscuros, como cuando Carlos Ahumada se hizo de Santos y León, clubes que fueron intervenidos por la PGR para luego ser controlados por la Secretaría de Hacienda.   Tradicionalmente permisivo ante la multipropiedad, De María fue quien anunció el cambio de opinión entre la mayoría de los dueños de clubes, que en mayo pasado pasado decidieron ponerle límites a esa situación y a obligar a que quienes tuvieran más de un equipo vendan uno en un plazo de 5 años.   Esto sucedía después de la irrupción de Carlos Slim en el futbol mexicano, al asociarse con Jesús Martínez mediante la adquisición del 30 por ciento de Grupo Pachuca, dueño de los Tuzos, el León y Estudiantes Tecos.   A pesar de ello y después de esa decisión, el propio Decio explicó en diciembre que permitieron que TV Azteca (dueño del Morelia) adquiriera al Atlas porque de impedirlo estaba destinado a la desaparición.   “Obviamente hay que asumir tanto los éxitos como las derrotas y cuando estás en una posición como en la que está Decio, primero como Secretario General y segundo como Presidente de la Liga, obviamente es quien ha tenido que dar la cara en ambas situaciones, en ambos momentos, pero siempre creo que lo ha hecho con una madurez muy grande”, señaló Irarragorri.   “Es una persona sumamente preparada, una persona con un sentido del humor muy especial, un gran amigo”, agregó.   Americanista de origen, aunque a su incorporación a la FMF aseguró que se quitaba esa camiseta para ponerse la del Tri, De María también se vio envuelto en la polémica cuando realizó una seña obscena a la afición estadounidense durante la Final de la Copa Oro del 2009, que México ganó 5-0. El episodio le costó una multa de 164 mil pesos.   ‘SIEMPRE QUISE ENTRAR AL FUTBOL’   El día siguiente a su elección como Secretario General, De María no hizo alarde de sus conocimientos económicos, pero sí manifestó sus intenciones conciliadoras.   “Participé durante 12 años en la política y no soy una persona que me gusten los golpes, al contrario, me agrada la conciliación y el diálogo, y trabajar hombro a hombro con todos los que conforman este proyecto para alcanzar los objetivos”, dijo el 21 de enero del 2004. “No traigo las espinilleras puestas, pero sí la playera de la Federación”.   También a las pocas semanas de ser designado, reconoció haber sido elegido para cumplir un sueño, según expresó a la Revista Proceso.   “Siempre quise entrar al futbol, que es mi pasión”, expresó.   Así que este día Decio de María cumple 10 años de haber alcanzado aquel sueño.

No te pierdas