Tigres, la perdición de José Luis Trejo

El paso repentino de Pachuca a Tigres en el Apertura 2006 representó el declive de la carrera de José Luis Trejo como técnico, pues desde ese momento no ha podido calificar a ningún equipo a la...
El paso repentino de Pachuca a Tigres en el Apertura 2006 representó el declive de la carrera de José Luis Trejo como técnico, pues desde ese momento no ha podido calificar a ningún equipo a la Liguilla.
 El paso repentino de Pachuca a Tigres en el Apertura 2006 representó el declive de la carrera de José Luis Trejo como técnico, pues desde ese momento no ha podido calificar a ningún equipo a la Liguilla.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Tras ser campeón con Pachuca en el Clausura 2006, se marchó a Tigres y comenzó su debacle
  • El timonel debutó como tal con Toros Neza, siendo goleado por Tigres en el Invierno 1998

Antes del Apertura 2006, hablar de José Luis Trejo era hablar de uno de lo técnicos más prestigiados de México. Después de ese torneo, la imagen del entrenador ha ido a menos, cayendo notablemente en las estadísticas, y quedando marcado incluso por la polémica.

Un parteaguas marcó la carrera del actual entrenador de Pumas, quien se retiró de Pachuca como campeón, y después comenzó un peregrinar muy irregular, 

El momento clave lo vivió con Tigres, equipo que le ofreció el mejor contrato de su carrera, pero que se 'manchó' al arrebatárselo a los Tuzos en pleno festejo del título del Clausura 2006.

A partir de que tomó el timón de la UANL, ya jamás ha ganado un pase a la Fiesta Grande, no ha podido superar siquiera la cifra de 18 puntos y apenas ha logrado terminar un torneo completo. Prácticamente se ha hecho costumbre que sea cesado en plena campaña tras sus malos resultados.

Antes de ser técnico de Tigres en el Apertura 2006, Trejo había dirigido en 13 torneos cortos, 10 de éstos completos; clasificó a Liguilla en seis (dos como Superlíder con Cruz Azul y Jaguares), llegando a tres Cuartos de Final, dos Semifinales y una Final, la cual ganó con Pachuca en el Clausura 2006. También disputó la Final de la Copa Libertadores en 2001, en la que su equipo Cruz Azul cayó en penales con Boca Juniors. 

La debacle vino después de que Trejo levantó el trofeo con Tuzos, día en que el Presidente del equipo, Jesús Martínez, ya hablaba de ir por el Bicampeonato con este timonel, a quien impulsaría para ser el próximo técnico de la Selección Mexicana; lo que no sabía el dirigente, es que el estratega estaba comprometido previamente con Tigres, quien le ofreció una fuerte cantidad de dinero y él no dudó en aceptar, dejando molesta a la directiva hildalguense, que tenía planeada la renovación de contrato.

Así, Tigres sería la perdición de Trejo. Inició el Apertura 2006 con gran expectativa para algunos, y otros simplemente lo veían como un "mercenario" por la forma en que abandonó al Pachuca.

El resultado con el equipo de la UANL fue que sólo duró 11 fechas y, como cosa del destino, fue ante Pachuca cuando la directiva felina lo despidió, al ser goleado 5-0 en la Bella Airosa, donde la afición hidalguense lo recibió con papeles que simulaban ser dólares, los cuales traían su imagen impresa.

Trejo fue cesado tras ese descalabro en la Jornada 11, arrojando en total cinco derrotas, cuatro empates y sólo dos victorias, 10 unidades únicamente de 33 disputadas; con esto, pasó a la historia del club de la UANL como el peor técnico en torneos cortos.

Después de los auriazules, continuó con fracaso tras fracaso; fue contratado por Necaxa para el Clausura 2007, única campaña que ha logrado terminar completa después de su salida de Pachuca, aunque de cualquier forma no le fue bien, no entró a Liguilla, puesto que apenas consiguió 18 unidades, lo mejor que ha hecho después del título con los Tuzos.

Tras la baja efectividad, Trejo ya no recibió continuidad, pero pronto encontró trabajo: Morelia en el Apertura 2007 lo instaló como su estratega; sin embargo, no duró mucho, fue cesado tras caer con Santos 3-2 en la Jornada 13 con sólo 16 unidades obtenidas.

En el Clausura 2008, entró a Tecos en sustitución de Jaime Ordiales en la Jornada 10; sumó nueve puntos en el cierre de tal torneo y el conjunto jalisciense le dio oportunidad de abrir el Apertura 2008, pero no compuso el camino, hizo 11 unidades en siete fechas, por lo que fue cesado tras el 2-2 con Toluca.

Todo el 2009 no dirigió, ni tampoco en el primer semestre del 2010; en el Apertura, fue llamado por Puebla para entrar al quite en la Jornada 8 en sustitución de Eduardo Fentanes, quien a su vez había ingresado por José Luis Sánchez Solá; Trejo sumó ocho puntos de 30, pero siguió para el Clausura 2011, en el que le aguantaron poco, en la Jornada 6 al caer 1-0 con Pachuca, de nuevo lo cesan de su puesto tras dirigir en el Estadio Hidalgo, en esta ocasión apenas había ganado cuatro unidades con su equipo.

Para el Apertura 2011 y el Clausura 2012 no tuvo equipo. En el Apertura 2012 llegó a San Luis, donde su estadía fue muy breve, fue cesado en la Jornada 6 al caer con Puebla 1-0, tras tener dos puntos de 18.

Se quedó sin actividad en el Clausura 2013, y después en el Apertura entró a Pumas en la Jornada 9, como sustituto de Antonio Torres Servín y sólo ha ganado un juego de nueve en Liga, aunado a cuatro empates y cuatro descalabros, para siete unidades. Actualmente, en el Clausura 2014, tiene un punto de nueve disputadas.

Algo curioso es que Trejo debutó como entrenador el 5 de septiembre de 1998 al frente de Toros Neza, en un duelo donde Tigres goleó a su equipo 5-2; tras el paso de los años, ese hecho parece haber sido una señal para José Luis Trejo de que el club felino tarde o temprano marcaría una debacle en su carrera.

Así que desde su abrupta salida de Pachuca para irse a Tigres, ahora Trejo se encuentra en una situación crítica al frente de Pumas, con el riesgo de ser despedido nuevamente en caso de que pierda el próximo sábado en la visita que -como si estuviera marcado en su destino- le hará a los Tigres.

No te pierdas