No me gusta salir de cambio: Márquez Lugo

En poco más de 18 meses vistiendo la camiseta del Guadalajara, se ha convertido en un actual referente de la plantilla rojiblanca, gracias a sus 21 goles en la institución, sin embargo, la...
Guadalajara, Jalisco -
  • Aunque está inconforme, acepta las decisiones del “Güero” Real
  • Fue crítico individual y colectivamente con el ataque rojiblanco
  • Quiere otro torneo de siete goles en lo individual

En poco más de 18 meses vistiendo la camiseta del Guadalajara, se ha convertido en un actual referente de la plantilla rojiblanca, gracias a sus 21 goles en la institución, sin embargo, la situación actual que atraviesa en lo individual y lo colectivo no lo tienen satisfecho.

Se trata de Rafael Márquez Lugo, el delantero del Rebaño, quien de los cinco partidos disputados de Chivas hasta el momento, en todos le tocó salir de cambio.

Sin duda, dicha situación lo tiene inconforme e insatisfecho consigo mismo y la externó ante Medio Tiempo. Sin embargo, aunque no está conforme, se apega a las indicaciones de su técnico, José Luis Real, además de hacer una autocrítica colectiva e individual de la gente de ataque en el Rebaño.

"No me gusta salir de cambio y no conozco a uno que le guste, pero cuando me ha tocado salir de cambio o hasta ir a la banca (lo he aceptado)"

“No es cómodo y no tengo ningún problema con aceptarlo, no me gusta salir de cambio y no conozco a uno que le guste que lo cambien, pero cuando me ha tocado salir de cambio o hasta ir a la banca (lo he aceptado). Tampoco conozco a un técnico que no haga cambios pensando en no ganar. Al final a nosotros nos pagan por estar listos y al técnico le pagan por decidir quién juega. En ese aspecto trato de ser respetuoso con el técnico y con los compañeros, son decisiones que debo acatar y él (Real) las toma para beneficiar al equipo”, consideró el atacante del Guadalajara.

Ante una situación de irregularidad y falta de consistencia, cualquier otro jugador podría considerar bajar los brazos y replantearse el futuro. En el caso de Márquez Lugo, esta situación lo fortalece.

“Tal vez, pasa más por personalidad, pero en mi caso no. Estoy muy tranquilo, contento y agradecido con Chivas y mi cabeza sigue tranquila,  no me mueve porque al inicio no anote o desempeñe otras cuestiones tácticas, sigo con la misma hambre y sueños de salir Campeón y retirarme aquí, no me destantea ni me hace dudar de lo que pretendo en esta institución”, recalcó.

Fue crítico con lo que Guadalajara ha conseguido ofensivamente en este torneo. Los goles que Chivas ha convertido no son producto de jugadas elaboradas, sino gracias a las circunstancias.

“Las cosas claras, incluso los goles que ha hecho Chivas no es a base de jugadas, una fabricación, algunos hasta circunstanciales. Todos los que estamos de medio campo para arriba, debemos jugar mejor, es la realidad, de adquirir una responsabilidad y querer el balón y generar más ocasiones”, externó.

La crítica no solo fue al aparato ofensivo de su equipo, sino también en lo individual, ahora que ocupa una posición diferente en el campo. Reconoció que debe dar más, y su peso específico debe hacerse sentir en el campo.

"Sigo con la misma hambre y sueños de salir Campeón y retirarme aquí, no me destantea ni me hace dudar de lo que pretendo en esta institución"

“Ya lo he platicado con la directiva y con el técnico también, me parece que ahí ayudo mucho al sistema táctico del equipo, no hay que olvidar que las necesidades del grupo están por encima de las de cualquier individualidad, y no puedo anteponer mis intereses a los colectivos. Tácticamente estoy cumpliendo con una función, si bien es cierto que estoy lejos del área no me impide pisarla y hasta anotar goles.

“Conforme nos entendamos mejor, seguramente pisaré más el área; en los últimos juegos ya estoy más arriba y me siento tranquilo, tratando de hacerlo de la mejor manera, pero es claro que aún debo dar más, la pelota debe pasar más por mí, debo de dar más, tratar de hacer jugar más a Aldo y Omar y estamos en ese proceso”, agregó.

Su compromiso con el Rebaño sigue intacto: quiere mantener su línea de consistencia goleadora, la cual oscila en los siete goles por torneo, cuota que ha mantenido desde su primer torneo con los rojiblancos.

“Sigo pensando en repetir mi cuota goleadora y sé que el equipo necesita goles y se los puedo dar, estamos en eso y espero que el domingo esté más cerca del arco, y si no me toca anotar, asistir a Aldo y Omar para que tengan ocasiones adelante”, concluyó.

No te pierdas