Con dos de Bravo, El Rebaño rompe jerarquías negativas

Chivas aprovechó la localía y consiguió su segunda victoria consecutiva en torneo de Liga tras vencer 2-1 a Querétaro, algo que desde el año 2012 no ocurría.
Estadio Omnilife, Guadalajara -
  • El Guadalajara rompió la mala racha de no ganar dos juegos seguidos  desde el 2012
  • Omar Bravo fue la figura del encuentro con dos goles
  • El sinaloense se acerca a diez goles de Salvador Reyes, como el máximo anotador de Chivas

Chivas aprovechó la localía y consiguió su segunda victoria consecutiva en torneo de Liga tras vencer 2-1 a Querétaro, algo que desde el año 2012 no ocurría. Omar Bravo -que con 112 tantos vestido de rojiblanco, se acerca a pasos agigantados a ser el máximo goleador del Guadalajara- fue la figura de esta tarde. Luego de seis encuentros en que los resultados aparecieron pero no el buen futbol, la gente se fue del Omnilife con la satisfacción de ver que su equipo se entregó y supo establecer condiciones en casa  aunque siga generando ciertas dudas. El primer tiempo fue muy pobre futbolísticamente, en donde lo que más resaltó fueron dos ocasiones por parte de los visitantes, con sendos disparos desde las afueras del área, que pasaron por encima del arco de José Antonio Rodríguez, guardameta del Rebaño. Chivas hizo muy poco al ataque. Por momentos tuvo la pelota y se adueñó de las acciones del encuentro, pero fueron muy pocas las ocasiones en las que pudo hacer daño. Lo más destacado para los locales fue el regreso de Carlos Fierro a la alineación titular. El sinaloense no estuvo con el Guadalajara la semana anterior frente a Puebla, debido a una lesión muscular. El jugador rojiblanco volvió a ser el futbolista protagonista a la ofensiva del equipo. Al medio tiempo, José Luis Real repitió por séptima ocasión en el torneo la misma operación: el mejor goleador de Chivas en los últimos torneos, Rafael Márquez Lugo, volvió a ser sacrificado al término de los primeros 45 minutos. La segunda mitad inició con la promesa del gol que no cayó en el primer lapso. Al minuto 51' Guastavino tocó para Hobbit Bermúdez, que controló y le pegó de media vuelta, pero la pelota salió apenas desviada al poste izquierdo del arco rival. Fue la primera llamada de atención en la zaga del Guadalajara. Cumplida la hora de juego, al minuto 60', Carlos Fierro tocó la pelota para Omar Bravo, que controló excelentemente con la parte externa del pie derecho y ante la salida del arquero, tocó el esférico y lo empujó al fondo de las redes, poniendo en ventaja al Guadalajara en un momento del partido en que Querétaro estaba encima de Chivas. Con la ventaja parcial, Querétaro no dejó de insistir. Luis Loroña metió un remate de cabeza al 71' ante la displicencia de la zaga, pero la pelota pasó apenas a un lado del arco de José Antonio Rodríguez. El empate cayó al minuto 79'. Querétaro no dejó de insistir y el "Mono" Mario Osuna sacó un disparo cruzado desde las afueras del área, imposible para el guardameta de Chivas, quien a pesar de la estirada, no evitó el empate. Parecía que se repetía la historia de siempre con el Guadalajara. Sin embargo, faltaba la pincelada final de Bravo. Al minuto 81, de nueva cuenta con el servicio de Carlos Fierro y luego de un desvío defensivo, la pelota le quedó a Bravo, quien controló y pateó para superar al arquero, que padeció del "puente trágico", y se le escapó la pelota en el mano a mano. La afición rojiblanca puede descansar y sonreír tras la entrega del equipo al final del encuentro, aunque todavía siguen materias pendientes por resolver. Lo importante es que siguen derribando muros y alejando viejos fantasmas.