Reacciona Liga MX contra racismo; implementa Protocolo

Evidenciada por el Pachuca que sí encontró pruebas de racismo y sancionó a jugadores del Atlante, la Comisión Disciplinaria anunció esta tarde que entrará en vigor un Protocolo, ya existente en...
Evidenciada por el Pachuca que sí encontró pruebas de racismo y sancionó a jugadores del Atlante, la Comisión Disciplinaria anunció esta tarde que entrará en vigor un Protocolo, ya existente en FIFA y CONCACAF, para combatir dicho mal.
 Evidenciada por el Pachuca que sí encontró pruebas de racismo y sancionó a jugadores del Atlante, la Comisión Disciplinaria anunció esta tarde que entrará en vigor un Protocolo, ya existente en FIFA y CONCACAF, para combatir dicho mal.  (Foto: Notimex, )
Ciudad de México -
  • Estas disposiciones ya formaban parte de los códigos en FIFA y CONCACAF

Evidenciada por el Pachuca que sí encontró pruebas de racismo y sancionó a jugadores del Atlante, la Comisión Disciplinaria anunció esta tarde que entrará en vigor un Protocolo, ya existente en FIFA y CONCACAF, para combatir dicho mal a partir de este martes en la Copa MX.

Dicha normativa se tomará en cuenta tanto en el mencionado torneo como en la Liga MX y el Ascenso MX, según informó la Federación Mexicana de Futbol mediante un comunicado.

El primer paso del Protocolo determina parar el partido en caso de que el árbitro se percate o sea informado de alguna conducta racista o discriminatoria, como serían cantos, insultos, gritos o letreros, entre otras.

“Si en su opinión, los comportamientos son sumamente graves e intensos, él/ella (el árbitro) aplicará la Regla 5 de las Reglas del Juego y parará el partido. Mediante un anuncio por el sonido local se les solicitará a los aficionados que cese el comportamiento inmediatamente”, explicó la FMF en el boletín.

La siguiente fase del Protocolo sería la suspensión del encuentro por un lapso de entre 5 y 10 minutos si las conductas racistas persisten e incluso el silbante podrá regresar a los equipos a sus vestidores.

“El Comisario de juego, a través de un cuarto Oficial, ayudará al Árbitro a determinar si la conducta racista cesó como resultado de las medidas seguidas en la primera fase”, agrega el texto.

Tras ello, el árbitro podrá solicitar que se haga un anuncio por el sonido local para que paren la conducta racista y se le advierta al público que tal comportamiento resultará en la suspensión del partido.

Durante la pausa, el colegiado consultará con el Comisario del juego, los encargados de seguridad del estadio y la Policía sobre posibles siguientes pasos y la posibilidad de suspender el duelo.

El tercer y último punto del Protocolo implica la suspensión del juego y el desalojo del estadio, en caso de que ninguno de los pasos anteriores haya surtido efecto. Esto lo decidirá el árbitro en conjunto con el Comisario.

El partido se reanudaría sin afición en las gradas bajo las mismas condiciones al momento de la suspensión.

En caso de que el encuentro no pueda continuar, los clubes jugarían el tiempo restante cuando y donde lo determine la Liga MX, con la posibilidad de que ambos equipos cambien jugadores y la obligación del club local por pagar los gastos del visitante.

El sábado pasado, el Club Pachuca anunció el veto para aficionados del Atlante que emitieron gritos hacia Enner Valencia y Walter Ayoví, emulando el sonido de monos durante el juego de la Fecha 6.

Desde una semana antes, Grupo Pachuca se inconformó porque aficionados de Pumas habrían emitido los mismos sonidos contra un par de jugadores del León, ante lo cual la Disciplinaria dijo no tener elementos para sancionar.

No te pierdas