Se quejan en CU por altas temperaturas

Nublado y todavía en Invierno, la cancha de Ciudad Universitaria nuevamente se convirtió en infierno durante el partido entre Pumas y Pachuca, al grado de que ambos entrenadores criticaron al...
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • Bravo aceptó que Pumas suele sentirse más cómodo fuera de casa por ese aspecto
  • La afición auriazul soportó casi 30 grados de calor para un 0-0 que al final abucheó

Nublado y todavía en Invierno, la cancha de Ciudad Universitaria nuevamente se convirtió en infierno durante el partido entre Pumas y Pachuca, al grado de que ambos entrenadores criticaron al árbitro por no determinar pausas de hidratación.

Hace un par de semanas, el timonel del Atlas, Tomás Boy, consideró que este horario era suicida y hoy fue el “Ojitos” quien continuó con las críticas.

“Estaba tan alta la temperatura, no sé cuál fue el margen ni cuánto sea lo posible, pero estaba tan alta que el árbitro salió a tomar agua y no permitió que los jugadores también tomaran”, expresó.

"Estaba tan alta la temperatura, no sé cuál fue el margen ni cuánto sea lo posible"

A pesar de ello, el DT de los hidalguenses mencionó que esas han sido las circunstancias siempre ante Pumas y que no les queda más que aceptarlas.

En ese sentido, el estratega de los auriazules, José Luis Trejo, dijo que el árbitro falló por  no suspender el duelo para la hidratación de los jugadores.

“Convendría mucho y más aquí, a esta hora, que se contemplara esa situación; creo que se les pasó, ojalá que los próximos partidos se tomen medidas porque sí considero que tiene que aparecer en un momento dado el que se refresquen”, expresó.

Por lo mismo, el delantero Martín Bravo aceptó que Pumas suele sentirse más cómodo fuera de casa por ese aspecto. “La verdad que es difícil jugar a las 12 del día, el sol siempre es muy intenso”, señaló. “A veces sí parece raro sentirse por ahí en otro horario mejor, pero es lo que nos toca”.

Para este partido, el inmueble universitario volvió a registrar una buena entrada cercana a los 25 mil espectadores, con una afición noble que, a diferencia del inicio del torneo en que abucheaban a Trejo, esta vez le ofrecieron aplausos a su salida.

Al final, el 0-0 derivó en abucheos pues el calor no valió la pena para un duelo sin goles.

“El sol la verdad que está fuerte, pega, y uno hace lo que puede, a veces no se da el ritmo que se da en la noche pero tratamos de no pensar en eso”, agregó el contención Martín Romagnolli.

No te pierdas