Pumas, el mayor reto del 'Hachita' Ludueña

Daniel Emmanuel Ludueña siente que su llegada a Pumas, esta temporada, es hasta hoy el mayor reto que le ha tocado enfrentar dentro del balompié nacional.
Ciudad de México -
  • El mediocampista argentino dijo que su llegada al Pedregal es una revancha personal después de su paso por Pachuca
  • Afirmó que hizo oídos sordos a las críticas que recibió por parte de la afición por ser un jugador veterano

Con casi una década en el futbol mexicano, cuatro equipos, 330 partidos y poco más de 25 mil minutos disputados en el terreno de juego, Daniel Emmanuel Ludueña siente que su llegada a Pumas, esta temporada, es hasta hoy el mayor reto que le ha tocado enfrentar dentro del balompié nacional. No sólo por la situación complicada que atravesó el Club Universidad el torneo pasado, en el cual cerró su peor  campaña desde que se instauraron los torneos cortos, sino también porque su fichaje con la escuadra auriazul la toma como una revancha después de un paso fugaz y no tan afortunado por los Tuzos del Pachuca. ¿Pumas es hasta ahora tu mayor reto en el futbol mexicano?- “Sí la verdad, es algo muy lindo estar en la capital, estar en un equipo tan grande es un reto realmente, sabía que iba a ser duro pero lindo, de las cosas que realmente visten como estar en esta institución, pero así como es un reto que se veía difícil yo sabía que con trabajo y con sacrificio las cosas salen. “Es lo que tiene el futbol, te da esa oportunidad, cuando salió lo de acá (Pumas), la verdad no lo dudé en ningún momento, por ahí no había sido el mejor de los torneos el anterior o los que habían tenido últimamente pero era un reto importantísimo para mí, lo tomé de esa manera, venía con esas ganas, con esa ilusión, con esa revancha en lo personal”. El “Hachita”, quien dijo no le molesta cargar con el equipo y ser uno de los referentes al ataque, el cual fue uno de los padecimientos de la escuadra auriazul durante el Apertura 2013, manifestó que le gusta el desafío de poder ser quien se eche a la espalda la responsabilidad a la ofensiva, sin embargo apuntó que si él está pasando por un buen momento es porque está rodeado de jugadores que pasan por un buen nivel. “Siempre es algo lindo, son retos importantes que te da la vida y que te da el futbol. Me gustan los desafíos, es algo muy lindo que la gente te reconozca, que la gente sepa que si hay un ataque puede pasar por mí, pero alrededor mío hay buenos jugadores… “Uno juega bien al futbol por los jugadores que tiene alrededor, Martín que está pasando por un momento extraordinario, ‘Roma’ que nos pasa la pelota bien redondita, Cabrera también, Javi, Luis, la verdad que estamos todos bien, hay un grupo muy bueno y hay que tratar de aprovecharlo”. El ex jugador de Estudiantes, Santos y Pachuca, calificó su llegada a Ciudad Universitaria como un sueño, un sueño que a pesar de que no inició bien y que ahora ha tomado tintes más positivos, todavía no está completo ya que aún tiene que demostrar por qué la Directiva del Pedregal lo fichó el pasado diciembre, junto a Ismael Sosa, Diego Lagos, Dante López y Leandro Augusto. “En lo personal me encuentro bien, trabajando para siempre estar mejor y la verdad que estar acá era un sueño, venir a uno de los equipos más grandes de México es un sueño para cualquier jugador y trabajando para tratar de demostrar por qué me eligieron para venir”. “OÍDOS SORDOS A LAS CRÍTICAS” Tanto él, como los regresos a el Club Universidad de Dante López y Leandro Augusto, fueron muy criticados por la afición auriazul, que cuestionó a la Directiva por contratar a jugadores arriba de los 30 años de edad. Sin embargo el “Hachita” señaló que siempre hicieron oídos sordos a las críticas, y eso fue uno de los méritos por los cuales ahora el equipo marcha con un buen paso en la temporada, donde a pesar de sumar uno de los primeros nueve puntos ahora han podido sacar 14 de los últimos 18 disputados. “Nosotros sabíamos a lo que veníamos a lo que jugábamos, el equipo nos recibió muy bien, la institución nos abrió las puertas y nosotros hicimos oídos sordos a lo que se decía, nosotros la verdad nos tratamos de enfocar a adaptarnos al equipo”. Agregó que el repunte que tuvo el equipo desde la Jornada 4 y que hasta el momento los tiene como el mejor tercer mejor club del campeonato, se debe a que no cayeron en la desesperación luego de que Mario Trejo y José Luis Trejo estuvieron a punto de dejar el cargo y a la unión que mostró en ese momento tanto plantel, Directiva y Cuerpo Técnico.   “Creo que la unión de grupo, el creer en nosotros mismos, tanto para la bueno como para lo malo es una institución que vende mucho y realmente son muchas las presiones, creo que el equipo lo resolvió muy bien. “Entre nosotros cerramos filas, la Directiva también, el Cuerpo Técnico también y nos juntamos a trabajar siempre callados y las cosas empezaron a salir”, finalizó Ludueña, quien está a 20 juegos de llegar a la marca de los 350, algo que pocos jugadores extranjeros han logrado en México. 

No te pierdas