Bravo hará una prueba el viernes

Omar Bravo tendrá que esperar hasta el viernes para saber si tiene o no oportunidades para ser parte de la oncena titular que enfrentará a los Esmeraldas de León, en el Estadio Omnilife.
Omar Bravo tendrá que esperar hasta el viernes para saber si tiene o no oportunidades para ser parte de la oncena titular que enfrentará a los Esmeraldas de León, en el Estadio Omnilife.
 Omar Bravo tendrá que esperar hasta el viernes para saber si tiene o no oportunidades para ser parte de la oncena titular que enfrentará a los Esmeraldas de León, en el Estadio Omnilife.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Aunque se siente en condiciones de jugar, será el técnico quien decida

Aunque su voluntad y los tendones le dicen “sí” a la posibilidad de reaparecer el próximo domingo en las canchas, Omar Bravo tendrá que esperar hasta el viernes para saber si tiene o no oportunidades para ser parte de la oncena titular que enfrentará a los Esmeraldas de León, en el Estadio Omnilife. Dos días antes del compromiso ante el cuadro verde, el Capitán del equipo será sometido a una prueba física y médica, y tomar dimensión del riesgo que correría el delantero para participar en el encuentro de la Jornada 11. Si el riesgo es mínimo, el técnico José Luis Real lo considerará para formar parte del encuentro, en caso contrario deberá aguantar una semana más. Por parte del futbolista, los dolores han cedido, tras la inflamación de tendón en la inserción proximal del recto femoral del cuadríceps izquierdo, sufrida justamente hace una semana en el entrenamiento del miércoles anterior en el Estadio Omnilife, en la recta final del ensayo futbolístico. Con dicho panorama, Bravo no viajó a Tijuana para el compromiso ante los Xolos donde Guadalajara perdió. Este miércoles, Omar Bravo saltó a la cancha de Verde Valle para trabajar en su rehabilitación, bajo las indicaciones de Jorge Roach, osteópata del equipo y quien se encarga de trabajar en la rehabilitación de los futbolistas del plantel rojiblanco. Todos los ejercicios que el sinaloense desempeñó, fueron sin ningún tipo de molestia o inconveniente alguno. La moneda sigue en el aire: Bravo quiere y puede, pero la última palabra la tendrá el técnico del equipo, José Luis Real. En caso de no estar en óptimas condiciones para dicho encuentro, su lugar seguirá siendo ocupado en el campo por Rafael Márquez Lugo. En tal caso, la única modificación para enfrentar en el encuentro ante León sería la aparición de Abraham Coronado en la lateral derecha, en lugar de Néstor Vidrio, quien tiene un encuentro de suspensión.

No te pierdas