La Pandilla mal portada en el Clausura 2014

Con apenas diez fechas transcurridas y 25 amonestaciones, Rayados está a dos cartulinas preventivas más de superar las que se tuvieron el semestre anterior, pues las tarjetas rojas ya las igualaron.
Con apenas diez fechas transcurridas y 25 amonestaciones, Rayados está a dos cartulinas preventivas más de superar las que se tuvieron el semestre anterior, pues las tarjetas rojas ya las igualaron.
 Con apenas diez fechas transcurridas y 25 amonestaciones, Rayados está a dos cartulinas preventivas más de superar las que se tuvieron el semestre anterior, pues las tarjetas rojas ya las igualaron.  (Foto: Notimex, )
Ciudad de México -
  • Rayados suma 27 tarjetas a lo largo de diez fechas, cuatro de estas expulsiones
  • Con Vucetich, Monterrey era un equipo sumamente disciplinado

Con apenas diez fechas transcurridas y 25 amonestaciones, Rayados está a dos cartulinas preventivas más de superar las que se tuvieron el semestre anterior, pues las tarjetas rojas ya las igualaron. Los fundamentos de Víctor Manuel Vucetich, el timonel de Monterrey más exitoso de todos los tiempos, se van difuminando. Hoy el futbol de Rayados está muy lejos al de aquella época dorada, y en la disciplina; un renglón a destacar en aquellos años, hay poco qué destacar del actual equipo. Monterrey es penúltimo en la clasificación y ante la falta de resultados, la frustración empieza a reflejarse en los jugadores, que en su intento por pelear de más el balón se terminan pasando de la raya con jugadas violentas que derivan en expulsiones.   En la época del “Rey Midas”, Monterrey se distinguió siempre por ser un club bien portado al grado que en sus casi cinco años en la institución sólo hubo 29 tarjetas rojas. El primer expulsado en el semestre, producto de la impotencia futbolística, fue el argentino César Delgado, quien en el último cotejo del “Profe” Cruz se pasó de fuerza al pelear un balón y le pegó al rival, acción suscitada apenas al minuto 26 de la Fecha 7 contra los Panzas Verdes del León. Tras el cese de José Cruz, la mala disciplina no aminoró y en el primer partido dirigido de Carlos Barra como interino, el brasileño Víctor Ramos se ganó la expulsión por doble amarilla a un minuto de finalizar el partido. Apenas la semana pasada fue un claro reflejo de la impotencia por la que pasa el equipo albiazul; en el juego frente a Pachuca, Neri al 63’ y Severo al 78’ dejaron al equipo con nueve jugadores. Ante la falta de triunfos y que el futbol no les está alcanzado para nada, varios jugadores del plantel han reconocido que la desesperación está invadiendo al equipo, entre ellos Basanta, quien apela a la calma para que los resultados se vuelvan a dar. “Puede ser parte de la desesperación (las expulsiones) de ese deseo de que las cosas no te salen y te sales por ahí un poco del partido, pero tenemos que estar conscientes de la situación, fríos de la cabeza y calientes del corazón”, apuntó sobre el tema.

No te pierdas