Comizzo se estrena desdibujando a La Pandilla

Unos Rayados sin contundencia cayeron desangelados ante el Morelia, mientras la tribuna del Tec –pletórica como en su tiempo- suplicaba por una reacción.
Monterrey -
  • Carlos Morales de tiro libre da el triunfo al Morelia
  • Monterrey cumple dos meses sin ganar en casa

Guillermo Franco presenciaba desde la tribuna un escenario muy familiar, pero en condiciones  poco habituales. Unos Rayados sin contundencia caían desangelados ante el Morelia, mientras la tribuna del Tec –pletórica como en su tiempo- suplicaba por una reacción.

La visita del ídolo albiazul sirvió para que muchos añoraran los tiempos del goleador en el campo. Morelia, en el debut de David Comizzo como técnico, fue justo vencedor de un partido que inició parejo, pero que poco a poco marcó distancias.

En el renglón de las llegadas el primer tiempo fue tan igualitario como el 0-0. Zárate en dos ocasiones coqueteó con el gol por la visita, lo mismo que Marlon, todas con mala conclusión.

Pero en el complemento bastó un tiro libre de Carlos Adrián Morales al minuto 60 para horadar el marco local, apagar el ímpetu albiazul y marcar la distancia definitiva. El zurdazo quemó por el centro a la barrera, que tuvo en Omar Arellano su punto flaco. La mejoría respecto a Pachuca se esfumó, y quedó claro que la fe del equipo es tan débil que se apaga al primer ventarrón.

La Pandilla dejó su saldo en un triunfo y tres derrotas en la era de Carlos Barra. Sus nueve puntos lo ponen en el penúltimo puesto, sólo encima de un Veracruz que sigue sin aprovechar. En un parpadeo, Rayados sumó dos meses desde su único triunfo como local. Morelia su segundo triunfo consecutivo y llegó a 15 unidades para pisar con claridad zona de Liguilla.

El drama llegó al final viendo al canterano Briceño fallar de frente en el área, y al portero Jonathan Orozco rematar un tiro libre en la compensación, en un intento desesperado por rescatarlo todo en un pelotazo. En la última, Delgado metió un centro frontal, Silva peinó, y Morelo, que ingresó de cambio, llegó de frente para definir, pero puso la pelota encima.

El Guille se retiró decepcionado de ver tristeza en la casa rayada. Pero hoy son otros tiempos, donde Rayados anda muy escaso de héroes.

No te pierdas