Darío Verón 'regaló' triunfo a Rayados

El Capitán puma, Darío Verón, incrementó su cuota goleadora con tres tantos en los últimos dos partidos... desgraciadamente para los universitarios, el último de ellos en propia puerta.
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • El cuadro de la UNAM cayó al cuarto lugar con 18 unidades
  • Rayados revivió y con 12 puntos vuelve a pensar en Liguilla

El Capitán puma, Darío Verón, incrementó su cuota goleadora con tres tantos en los últimos dos partidos… desgraciadamente para los universitarios, el último de ellos en propia puerta.

El paraguayo le regaló la victoria de 2-1 a unos Rayados que desde el inicio le pusieron al local la tarde cuesta arriba y obtuvieron tres puntos de enorme valía, que los alejan del sótano y le reviven esperanzas de Liguilla.

Idolatrado por la afición desde la semana pasada cuando le anotó al Atlante, Verón pintaba para ser héroe.

El Monterrey sorprendió al final del primer tiempo con un tanto que hizo reaccionar del sopor a una afición que padeció una primera tarde de infructuoso dominio puma, con la notoria ausencia del lesionado goleador, Martín Bravo.

Ni Ismael Sosa ni Dante López, como tampoco Daniel Ludueña o Javier Cortés pesaron lo que la “Rata” en todo el torneo. El “Hachita” fungió extrañamente como punta con los dos primeros como volantes, sin generar casi por la solidez que presentó Rayados, sobre todo desde el medio campo con Severo Meza y Jesús Zavala como par de contenciones.

Ludueña había estado cerca con un disparo en el área y Luis Fuentes igual cuando casi empuja en el área chica un balón filtrado. Y nada más.

Tras ello, casi sin querer, Omar Arellano adelantó a los visitantes con un golazo de media vuelta, luego de controlar el balón con el pecho y prenderlo de volea al 41’.

Pero poco le duraba el gusto al cuadro regiomontano porque al inicio del complemento Verón se elevó en el área para rematar de cabeza un tiro de esquina de Ludueña para el 1-1.

Daniel Ramírez, que había entrado en lugar del intrascendente Dante López, casi marcó el de la ventaja felina con un riflazo desde fuera del área que ameritó una vistosa estirada de Jonathan Orozco.

Pero no cayó ahí el siguiente gol de Pumas, ya que al 72’ Verón peinó un despeje de Orozco para intentar entregarle a su portero, quien no adivinó las intenciones del zaguero y adelantado se quedó sin opciones para desviar.

Capaces de golear 5-0 al Atlante la semana pasada, los de la UNAM confirmaron que esta campaña se permiten todo: iniciar tambaleantes y provocar casi el despido del entrenador, reaccionar y arañar la punta, ofrecer actuaciones como la del domingo anterior, pero también perder luego con el casi sotanero.

No te pierdas