'Hobbit' Bermúdez consideró prematuro pensar en Liguilla

Christian el 'Hobbit' Bermúdez fue sensato y aceptó que para Querétaro el pensamiento de estar entre los ocho mejores del Clausura 2014 es algo que todavía suena lejano, aunque que estén a dos...
Christian el 'Hobbit' Bermúdez fue sensato y aceptó que para Querétaro el pensamiento de estar entre los ocho mejores del Clausura 2014 es algo que todavía suena lejano, aunque que estén a dos puntos de meterse a puestos de Liguilla.
 Christian el 'Hobbit' Bermúdez fue sensato y aceptó que para Querétaro el pensamiento de estar entre los ocho mejores del Clausura 2014 es algo que todavía suena lejano, aunque que estén a dos puntos de meterse a puestos de Liguilla.  (Foto: )
Ciudad de México -
  • El volante descartó ventaja de Querétaro por el trajín que ha tenido León

Christian el “Hobbit” Bermúdez fue sensato y aceptó que para Querétaro el pensamiento de estar entre los ocho mejores del Clausura 2014 es algo que todavía suena lejano, aunque los Emplumados están a dos unidades de meterse a los puestos de la Fiesta Grande.

“Ilusionarnos y pensar en Liguilla es muy apresurado, nosotros queremos ir sumando cada partido y al final del torneo ver si nos alcanzó o no. Jugamos sin presiones, tratamos de jugar con mucha inteligencia y disfrutando siempre”, manifestó.

Tras el entrenamiento de este jueves, el “Hobbit” desestimó que León, su rival para la Jornada 14, esté en desventaja por el trajín que ha tenido al disputar el torneo local y la Copa Libertadores, más allá de la participación que han tenido varios de sus jugadores con la Selección Mexicana.

"Ilusionarnos y pensar en Liguilla es muy apresurado"

“No es ventaja, estamos igual, los que han venido jugando o los que vayan a jugar es igual. León tiene un plantel muy completo y no nos da ventaja a nosotros, ellos están en casa, están obligados a ganar los tres puntos para acercarse a los primeros ocho y van a estar presionados”, expresó.

El volante queretano indicó que los problemas por los que ha atravesado el equipo de Ignacio Ambriz ha hecho que los jugadores vean al futbol como una diversión más allá del trabajo que representa para todos ellos.

“Estamos muy contentos a pesar de lo que ha pasado, el equipo está muy unido y esperamos seguir así. Estamos aprendiendo a dejar de lado todo eso y en la cancha simplemente salimos a divertirnos y a jugar nuestro futbol”, concluyó.