La Volpe advierte: cuidado con Chivas

Ricardo Antonio La Volpe advirtió que si Chivas logra maximizar su potencial habrá que tener cuidado con ellos en la Liguilla.
Guadalajara, Jalisco -
  • Apuesta ampliamente por los jóvenes en su máximo nivel
  • Prometió que el equipo dejará la vida en la cancha
  • “Algunos jovencitos pueden cambiarle el rumbo a este Guadalajara”

El técnico del Guadalajara, Ricardo La Volpe, ve a su plantel golpeado física y anímicamente. En lo físico no lo dice, pero en lo moral lo subraya.

A pesar de encontrar a un equipo cabizbajo, le ve madera de exitoso y con capacidad de llegar a altos vuelos. Advirtió que si logra maximizar su potencial, habrá que tener cuidado con ellos en la Liguilla. “El énfasis que le estoy dando a este equipo es que me parece que lo cachetearon demasiado y tomo una responsabilidad: si esos chicos suben al nivel que conocí de otros jugadores a los 18 años, cuidado con Guadalajara. Son jugadores que quizá no tienen ‘colmillo’ y experiencia, pero tienen cosas natas que no las da La Volpe o algún técnico del mundo, ya es nato, y aquí hay de esos jugadores”, analizó el estratega del Guadalajara. La Volpe hizo una promesa a la afición en nombre de sus jugadores: “Hay una cosa que sí le afirmo a la afición: este equipo va a dejar la vida dentro de la cancha, se va a matar para buscar los nueve puntos porque quiere entrar a la Liguilla, y dentro de la Liguilla empieza un campeonato nuevo y no es la primera ver que el octavo le ganó al superlíder. Primero vamos por el primer objetivo, que es entrar en la Liguilla y depende de nosotros, después veremos hasta dónde llegamos”, aseguró. El técnico argentino también se aventuró a poner todas sus fichas en los canteranos de Chivas, al grado de creer que pueden cambiarle el rumbo al equipo, siempre y cuando logren alcanzar su tope. “Si Ramírez, Fierro, Giovani, Cisneros y (Javier Eduardo) López van al tope que yo quiero, te nombro a algunos jovencitos que pueden cambiar el rumbo de este Guadalajara, ¿qué es cambiar el rumbo?, yo le tengo tanta fe al jugador desequilibrante, que mi equipo sepa darle a ese jugador con la virtud de que pueda encarar”, indicó. Uno de sus diagnósticos sobre el plantel es la forma en que los encontró golpeados, y también pretende cambiar eso en lo inmediato. “Creo que recibieron demasiados cachetazos y están un poco cabizbajos, con un nerviosismo, un temor, y quiero mover esa estantería. Hay que cambiar un poco la energía, no sé, capaz que pongo al derecho por izquierda a ver si te sientes mejor acá, no sé si le compro un sombrero, un auto, o le regalo un auto si empiezas a encarar”, argumentó.

No te pierdas