Nuevo Estadio de Rayados sigue estancado

El sueño de ver terminado el Nuevo Estadio de Rayados sigue estando lejos de cumplirse; semana a semana la construcción avanza pero a pasos lentos.
El sueño de ver terminado el Nuevo Estadio de Rayados sigue estando lejos de cumplirse;  semana a semana la construcción avanza pero a pasos lentos.
 El sueño de ver terminado el Nuevo Estadio de Rayados sigue estando lejos de cumplirse; semana a semana la construcción avanza pero a pasos lentos.  (Foto: Alejandro Martínez, )
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Rayados no se ha pronunciado sobre la construcción del inmueble
  • Los sismos vividos en la Sultana del Norte afectaron el proyecto

El sueño de ver terminado el Nuevo Estadio de Rayados sigue estando lejos de cumplirse;  semana a semana la construcción avanza pero a pasos lentos.   La empresa Aceros Lozano sigue al pie de la obra a pesar de los rumores que aseguran que aún no se arreglan detalles económicos en los pagos, y que habría una posible demanda.

Este cambio es medular, ya que hace unas semanas se filtró que Rayados traería una nueva empresa para terminar la estructura exterior del inmueble. Por lo pronto, personal de la acerera sigue presente en el lugar, trabajando con normalidad, aunque dicho por los propios empleados, en menor cantidad que en una etapa anterior.

“Hay atrasos en los pagos y por eso se ve menos personal trabajando, si bien algunas cosas no se han podido avanzar, aquí la única verdad es que los trabajos siguen, hay muchas cosas que hacer”, apuntó una persona cercana a la construcción albizazul.   En un recorrido dado por Medio Tiempo a las afueras de las próximas instalaciones albiazules se comprueba que efectivamente sigue habiendo un número reducido de personal: alrededor de 100 trabajadores siguen con el proyecto.   Por parte de Rayados, la información respecto al atraso en la construcción es nula.   MOVIMIENTOS EN LA TIERRA HAN AFECTADO   Dentro del inmueble hay errores en la estructura metálica y los cimientos como resultado de los movimientos de la tierra.   “En los siguientes días se va  a cambiar una pieza de alrededor de 35 metros, la cual se movió por los sismos de las últimas semanas, y todo esto nos afectó, en verdad no es tema sencillo”, citó la fuente.

Lo cierto es que tras revelarse que el inmueble no estaría listo este verano, sino que peligra hasta marzo del 2015, la obra vive un proceso de estancamiento, contrario al arranque cuando se vio celeridad y recorte a los tiempos pactados. 

No te pierdas