Ambición, causa del descenso: 'Tito Tepito'

Los azulgranas de hueso colorado tienen bien identificada la principal causa del virtual descenso del Atlante: la ambición de sus directivos.
Los azulgranas de hueso colorado tienen bien identificada la principal causa del virtual descenso del Atlante: la ambición de sus directivos.
 Los azulgranas de hueso colorado tienen bien identificada la principal causa del virtual descenso del Atlante: la ambición de sus directivos.  (Foto: Edgar Malagón)
Ciudad de México -
  • Decenas de extranjeros estuvieron lejos de llenar los huecos de las figuras que salieron del Atlante

Los azulgranas de hueso colorado tienen bien identificada la principal causa del virtual descenso del Atlante: la ambición de sus directivos. Así lo externó Arturo Monroy, líder de la tradicional porra “Tito Tepito”, quien de paso exculpó a la actual escuadra de los Potros de los problemas que derivaron en la pérdida de la categoría, misma que se hará oficial en las últimas dos fechas del Clausura 2014. “Este equipo (el del Clausura 2014) no mereció esa suerte, finalmente ellos pagaron las consecuencias de todos los errores que hizo la Directiva durante varios años”, señaló Monroy. “Aunque para mí no fueron errores, fue la ambición desmedida que tuvieron para acabar y mermar al equipo paulatinamente”. Cristian Maidana, Valdo, David Quiroz, Joaquín Larrivey, Water Erviti, Ezequiel Miralles, Roberto Nanni… y un largo etcétera. Quienes buscan nombre y apellido para entender el virtual descenso atlantista encontrarán varios de ellos en los jugadores que fichó la Directiva durante los últimos seis torneos en que construyeron su fracaso, y que simplemente resultaron se “petardos” por su nula aportación. A lo largo de los últimos tres años se contaron por decenas a los jugadores que llegaron con etiqueta de refuerzos para solo decepcionar. Jorge Guagua, Andrés Mendoza, Joe Bizera, Eder Mármol, Matías Córdoba, Nico Torres y Narciso Mina también cabrían en esa lista. Tampico y Acapulco lucen como opciones para que el equipo encuentre un nuevo hogar, luego de que la Directiva se ha acostumbrado a buscar cobijo en estados donde los gobiernos les ayuden con las finanzas. El líder de la porra más popular de los Potros consideró que ya sería ganancia que el equipo mantenga el nombre y los colores. “Se acostumbraron a que en los estados a donde pretenden llevarse al equipo le tengan que prestar el estadio, les tengan que mandar la Seguridad Pública, le tenga que aportar recursos el estado del Gobierno Federal, eso es ser un vividor. "Finalmente la afición se cansa de ver tanto manoseo. Venden a sus mejores jugadores, vienen campañas malas, entonces ¿cómo no se va a cansar la afición?", cuestionó Monroy. Sin ánimo, pero fieles más que nunca, este grupo de seguidores de cualquier modo pretende festejar el aniversario 98 de la institución el próximo viernes, con un evento en las calles de la Colonia Condesa, donde hace casi un centenario nació el equipo que hoy padece un episodio que mancha su tradición.

No te pierdas