Dan el último adiós a Lorenzo Zambrano, Dueño de Tigres

El último adiós a Lorenzo Zambrano, dueño de Sinergia Deportiva Club Tigres, se le dio esta tarde de miércoles en San Pedro Garza García, Nuevo León, con una misa a la que asistieron diferentes...
El último adiós a Lorenzo Zambrano, dueño de Sinergia Deportiva Club Tigres, se le dio esta tarde de miércoles en San Pedro Garza García, Nuevo León, con una misa a la que asistieron diferentes personalidades.
 El último adiós a Lorenzo Zambrano, dueño de Sinergia Deportiva Club Tigres, se le dio esta tarde de miércoles en San Pedro Garza García, Nuevo León, con una misa a la que asistieron diferentes personalidades.  (Foto: Jessika Méndez)
San Pedro Garza García, Nuevo León, México -
  • A su funeral asistieron personalidades del mundo empresarial, político y deportivo
  • El Presidente de México sólo asistió al funeral realizado en casa de Zambrano

El último adiós a Lorenzo Zambrano, dueño de Sinergia Deportiva Club Tigres, se le dio esta tarde de miércoles en San Pedro Garza García, Nuevo León, con una misa a la que asistieron diferentes personalidades.

Los restos del ex Presidente y ex Director General de CEMEX llegaron en la noche de este martes a Monterrey, procedentes de Madrid, España. El día de hoy se llevó a cabo el funeral en casa del empresario, a donde estuvo el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, por espacio de media hora.

Posteriormente se efectuó la misa del último adiós en la Iglesia de la Virgen de Fátima, donde estuvieron varios rostros conocidos como el ex Presidente de la República, Vicente Fox y su esposa, así como la ex candidata a la Presidencia, Josefina Vazquez Mota, entre otros.

Del mundo empresarial, asistieron José Antonio Fernández, Presidente de FEMSA (Dueños del Club de Futbol Monterrey); del ámbito educativo estuvo el Rector de la UANL, Jesús Ancer Rodríguez y de deportes se dejó ver el Presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez.

La misa duró aproximadamente una hora y terminó con una ovación para Lorenzo Zambrano, quien se encargó de revivir a Tigres cuando en 1996 estuvo a punto de ser vendido.