Dictó Chivas código de conducta a empleados tras caso de podóloga

Después del problema que surgió en Chivas con el caso de la podóloga Belén Coronado, quien denunció al técnico Ricardo La Volpe por conducta inapropiada, en el Club se implementó un nuevo código...
Después del problema que surgió en Chivas con el caso de la podóloga Belén Coronado, quien denunció al técnico Ricardo La Volpe por conducta inapropiada, en el Club se implementó un nuevo código de conducta.
 Después del problema que surgió en Chivas con el caso de la podóloga Belén Coronado, quien denunció al técnico Ricardo La Volpe por conducta inapropiada, en el Club se implementó un nuevo código de conducta.  (Foto: Raymundo González, )
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Carteles con las normas de comportamiento fueron pegados en diversas áreas del club en Verde Valle

Después del problema que surgió en Chivas con el caso de la podóloga Belén Coronado, quien denunció al técnico Ricardo La Volpe por conducta inapropiada, en las instalaciones del Club en Verde Valle se colocaron cartelones con lineamientos de comportamiento para todos los integrantes de la institución Rojiblanca.

En la parte superior de dichos mensajes se lee la siguiente leyenda: “Construyamos un mejor ambiente laboral para hombres y mujeres”.

“Todos(as) deberán respetar la dignidad e intimidad de mujeres y hombres, quienes tienen derecho por igual a no ser objeto de ningún tipo de violencia, sea ésta verbal, física, psicológica, laboral o de naturaleza sexual”, es uno de los apartados de esta normativa.

Se trata de un código de conducta, y dentro de los puntos que se incluyen ahí se indica que todo el personal, ya sea hombre o mujer, sin distinción de género, religión, clase, edad, orientación sexual, etc, debe tener un trato respetuoso y equitativo, además de mantener una conducta cortés.

También, se enlistaron prohibiciones, como las acciones discriminatorias, ofensivas, hostiles, intimidatorias o humillantes. Y remarca el acoso sexual y el abuso de poder como “la exposición de carteles, calendarios, fotos, pantallas de computadoras o cualquier otra forma de imágenes de naturaleza sexual”, o “los piropos o comentarios no deseados acerca de la apariencia de las personas”.

Estos carteles que aparecieron en distintos lugares dentro de Verde Valle, también fueron pegados en el área de baños, con la firme idea que todo el personal que labora se dé por enterado de la disposición existente sobre el tema.

No te pierdas