El América, un arma de dos filos: José Daniel Guerrero

Uno más de los ex atlantistas que se convirtieron en Águilas, José Daniel Guerrero sabe que le llegó el momento de brillar o sufrir un eclipse.
Ciudad de México -
  • El contención espera mantenerse como titular en la contención de las Águilas
  • Desde su debut en Primera División en 2006 nunca había cambiado de equipo

Uno más de los ex atlantistas que se convirtieron en Águilas, José Daniel Guerrero sabe que le llegó el momento de brillar o sufrir un eclipse. Fiel como pocos a la camiseta azulgrana durante los últimos años, el “Chepe” pasó de la sombra a la luz en apenas un par de meses: sufrió el descenso al final del Clausura 2014 pero al inicio del torneo siguiente se vio titular en la contención del América, como sucedió el sábado pasado en León. Seguro de que esa posición en el medio campo azulcrema lo puede catapultar hasta a la Selección Nacional, Guerrero consideró a su nuevo club como una oportunidad única, aunque riesgosa. “Es un arma de dos filos porque sé que si las cosas no salen como se esperan, todo es crítica, todo es presión; pero estoy consciente que si las cosas se hacen bien hay posibilidades más cercanas hasta de Selección”, afirmó. “Es como una revancha y un gran reto. América tiene muchas miradas encima, mucha presión, es algo importante para mí pero me siento capaz. Desde que llegué me propuse hacer lo mejor posible y no venir de pasada”. Tapatío de nacimiento y residente de Cancún por los últimos 7 años, el refuerzo azulcrema recordó a otros ex atlanstistas que, sin considerar que anduvieron mal, salieron de Coapa entre críticas. No lo menciona, pero el “Hobbit” Bermúdez sería el mejor ejemplo de ello. A la espera de ser titular este sábado ante Xolos por segundo partido consecutivo en la posición que hasta el torneo pasado fue del “Negro” Medina o Jesús Molina, Guerrero reconoció que aún está en el periodo de adaptación a la altura del D.F., donde sólo vivió un año antes de mudarse en 2007 con el Atlante, donde fue capitán, celebró un título pero también sufrió el último descenso. “No me creo un jugador que merecía eso, pero me pasó con el equipo que quería”, agregó. “Lo mejor sería que asciendan en un año, pero para mí, en lo personal, fue un giro total ahora estar en América, que me den la oportunidad y la responsabilidad de ser titular en este equipo. Ya está en mi aprovecharlo y lo voy a hacer”. Si bien vive sus primeros días en Coapa, varios rostros ahí le son conocidos, ya que con los Potros tuvo como compañeros a Moisés Muñoz, Luis Gabriel Rey, Osvaldo Martínez, Michael Arroyo y Erik Pimentel. “He pasado por momentos difíciles en lo personal, pero llega en un momento de cambiar de aires”, manifestó. "Ahora es una nueva etapa que voy a disfrutar al máximo, voy a tratar que sea de las mejores etapas de mi vida".

No te pierdas