Caso 'Poncho' González se alargará tres semanas

La otra disputa que tiene Tigres en la Federación, la del jugador Arturo González, deberá esperar tres semanas antes de tener un veredicto final.
La otra disputa que tiene Tigres en la Federación, la del jugador Arturo González, deberá esperar tres semanas antes de tener un veredicto final.
 La otra disputa que tiene Tigres en la Federación, la del jugador Arturo González, deberá esperar tres semanas antes de tener un veredicto final.
Monterrey, Nuevo León -
  • Pospusieron fallo sobre disputa entre Tigres y Atlas
  • González se quedaría con los Rojinegros previa indemnización a los felinos

La otra disputa que tiene Tigres en la Federación, la del jugador Arturo González, deberá esperar tres semanas antes de tener un veredicto final.

La Comisión de Controversias de la Liga MX aplazó hasta el día 18 de agosto la resolución del juicio donde se conocerá el futuro del jugador atlista, que fue adquirido por Tigres el año anterior, pero que permanece en Atlas por resistencia al cambio.

"La novedad es que suspendió el día de hoy y se pospuso hasta el 18 de agosto, nos dijeron que se pasó al 18 de agosto para solución definitiva", explicó Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres. "Es muy clara la parte de las dos posturas. Una es la postura de derechos federativos, y otra es la postura del jugador de firmar un contrato con Atlas y no venir con nosotros. Lo que dijimos es negociar con el Atlas el valor del jugador, y vamos a llegar a un acuerdo que es lo normal entre gente correcta". Rodríguez dijo que están abiertos en el tema, pero dejó entrever que aceptarían una indemnización por parte de Atlas para comprar así los derechos federativos del jugador, hoy propiedad de Tigres, y así González siga con los Rojinegros como ha expresado su voluntad. "La voluntad del jugador primero fue de firmar la anuencia, pero llega la nueva administración del club Atlas y él quiere seguir ahí, entonces tenemos que llegar a un acuerdo. No quiero minimizar la carrera de Alfonso, por eso nos interesamos en él, y nosotros no somos un club obstinado, sin capacidad o amplitud mental para negociar, nosotros queremos llevar la fiesta en paz", señaló Rodríguez. El caso sentaría un precedente en el futbol mexicano, ya que el futbolista fue vendido por la anterior administración del Atlas, pero los nuevos dueños lo han arropado y luchan por retenerlo aunque Tigres tenga los derechos comprados en oportunidad.

No te pierdas