La Máquina presentó diagnósticos encontrados

Después de que el Director Deportivo, Agustín Manzo, señaló poco esfuerzo de los jugadores, esta tarde el entrenador Luis Fernando Tena reivindicó a su plantel.
Ciudad de México -
  • El DT reivindicó a sus jugadores y descartó que merezcan sanciones
  • Pero aceptó que viven una crisis de resultados y que el responsable sería él

Una realidad Cementera da para dos diagnósticos en el club. Después de que el Director Deportivo, Agustín Manzo, señaló poco esfuerzo de los jugadores, esta tarde el entrenador Luis Fernando Tena reivindicó a su plantel. Lo que nadie podrá rebatir es el otro panorama que esbozó el “Flaco”, quien dijo que se les ha hecho una bola de nieve por la ansiedad por querer ganar y agradar. “Que se piense distinto no quiere decir que seamos enemigos. Eso es lo que yo pienso, lo que yo veo y él (Manzo) tiene otra opinión y es totalmente válido”, señaló. “El equipo deja todo en el campo, a veces hasta se pasa en ese esfuerzo porque se desordena y se precipita”.

Manzo dijo este miércoles que el equipo “no metía” lo suficiente, al regreso de Panamá, donde un día antes perdieron de manera penosa contra el Chorrillo por la Concachampions, e incluso dijo que la directiva podría tomar medidas contra los jugadores, en lo que también disintió el “Flaco”. “Mientras ellos dejen todo en el campo no tienes por qué sancionarlos”, aseguró. “Si ellos dejan todo en el campo y los resultados no se dan, es responsabilidad del entrenador”. La derrota en Panamá llevó a La Máquina a incrementar el saldo negativo, pues de los 7 partidos del semestre, 5 de Liga local y 2 del torneo de CONCACAF, sólo han ganado uno. Todo ello contrasta con el torneo anterior, cuando fueron Superlíderes. “No es lo mismo jugar de líder con la seguridad de estar arriba, que estando abajo, sabiendo que tienes con qué para estar arriba”, agregó. “Eso es lo que nos está llevando a no tener esa tranquilidad y esa seguridad con la que sí jugábamos el torneo anterior. Ahora arrancamos mal y luego se nos ha ido haciendo la bola de nieve”. El DT aclaró que él es el primero que debe mantener la calma y que por ello no planea una revolución táctica para este sábado en que reciban al Querétaro, salvo algunos cambios obligados. Cuestionado si siente respaldo de la directiva, aseguró que no ha platicado con el Presidente Guillermo Alvarez pero que lo nota por parte de los jugadores. Y aunque aceptó que siguen fallando en el área enemiga, reiteró que no puede culpar por ello al delantero Mariano Pavone. “Tranquilidad no tengo, obviamente soy el primero molesto y preocupado y tengo que buscar las soluciones; el responsable soy yo, después todos sabemos cómo es esto”, añadió. “El equipo en cuanto a funcionamiento no está mal. Sí hay una crisis de resultados, eso es evidente”.

No te pierdas