Mostraron pruebas incompletas, Tigres no dejó ver contrato de Pulido

Tras la revisión de los papeles del caso Pulido que fueron puestos a disposición de la prensa, estos documentos no aparecieron íntegros, sino que fueron censurados parcialmente.
Tras la revisión de los papeles del caso Pulido que fueron puestos a disposición de la prensa, estos documentos no aparecieron íntegros, sino que fueron censurados parcialmente.
 Tras la revisión de los papeles del caso Pulido que fueron puestos a disposición de la prensa, estos documentos no aparecieron íntegros, sino que fueron censurados parcialmente.  (Foto: Jessika Méndez)
Monterrey, Nuevo León -
  • Papeles anunciados en conferencia no están íntegros, sino que se les borraron partes
  • En el “Acuerdo de Voluntades” se borró el sueldo del jugador y toda una cláusula
  • No mostraron el contrato que dicen tener con Pulido

El ejercicio de transparencia no resultó del todo para Tigres. Tras la revisión de los papeles que fueron puestos a disposición de la prensa, estos documentos no aparecieron íntegros, sino que fueron censurados parcialmente. El club felino ofreció este miércoles una rueda de prensa donde quiso acreditarse la razón en el caso Pulido, y donde puso a disposición de la prensa documentos del caso, pero éstos aparecieron editados, con partes suprimidas, y sin mostrar el contrato real con el jugador. Fue hasta el final de la conferencia que brindó el abogado felino Alberto Palomino cuando la prensa pudo tener acceso a los papeles de los que habló al micrófono, y éstos arrojaron varias discrepancias.   En un principio, el contrato o copia de éste que se dice está registrado en la Federación Mexicana de Futbol no se mostró. En su lugar se compartió una intención denominada “acuerdo de voluntades”, y en la cual se borraron renglones alusivos a los sueldos del jugador, y una Cláusula, la 'Décima', se borró totalmente. Se presumía que al presentar el contrato con la firma de Pulido, Tigres enterraría de una vez por todas las interrogantes, pero en vez de eso se mostraron cuatro documentos donde se quieren adjudicar la razón por dichos de terceros.   Medio Tiempo consultó con Palomino sobre las pruebas presentadas, y el abogado reconoció que lo compartido no se trata del contrato que está en disputa. "El acuerdo de voluntades no es el contrato en sí, es sólo un manifiesto voluntario; el contrato es confidencial" “El acuerdo de voluntades no es el contrato en sí, es sólo un manifiesto voluntario; el contrato es confidencial, nosotros no lo podemos mostrar, lo que se mostró son documentos no confidenciales a excepción del sueldo”, explicó Palomino horas después de la conferencia, en una respuesta que se hizo llegar a este medio para su publicación.   Respecto a la Cláusula Décima que fue omitida, aseguró que fue por fines de confidencialidad. “Se omitió porque se trata  de información confidencial relacionada con el sueldo del jugador”. Sin embargo, esta razón parece contradictoria, ya que en la Cláusula Tercera sólo se suprimieron las cantidades, y se respetó el espíritu de la Cláusula dejando claro que es del tema económico. Otro punto que no concuerda con esta explicación es que sí se ventiló que el delantero aspiraba a ganar 700 mil pesos más, rompiendo así el argumento de la confidencialidad. Tigres sostiene que Pulido firmó un contrato hasta el 2016, y el jugador dice que su compromiso terminó este 2014. Pero luego de lo presentado hasta hoy, sigue sin haber una prueba contundente que incline la balanza en el juicio, ya que Tigres presenta papeles con lagunas y sin ser los oficiales, mientras que Pulido no ha presentado nada más que declaraciones ante los medios. DESFASE DE POSTURAS Y FECHAS En ese documento de Tigres nombrado “acuerdo de voluntades”, aparece que Pulido tiene contrato vigente hasta el 2016, y es firmado por Rosa Thelma Herrera Tapia, quien es mencionada como Representante Legal del jugador.   Tigres anexó una carta poder que Pulido otorga a Herrera Tapia el 16 de julio, y donde se constata que después, cuando el jugador no acudió a entrenar con el equipo, la abogada mandó un escrito dirigido a Palomino el 28 de julio, donde le asegura que ella no le ha dicho al delantero que deje de ir a la práctica, y donde refrenda que su interés es que cumpla con el contrato.   Para ese entonces Pulido ya estaba manejándose con su actual abogado, Jaime Castillo Trigueros, y no con Herrera, y fue él quien ayudó al jugador a poner la queja ante la Comisión de Conciliación y Controversias el 29 de julio. En esta demanda se asegura que Pulido no mantiene ningún contrato con Tigres, y se pide su validación como jugador libre, ya que su convenio finalizó en el mes de junio 2014.   El “acuerdo de voluntades”, donde suscribe Thelma Herrera, se firmó el 6 de agosto, es decir, una semana después de que Pulido, apoyado por Castillo Trigueros demandó a Tigres ante la Controversias. Si Thelma Herrera seguía trabajando con Pulido, al menos no pareció seguir los intereses de una parte defensora, y menos de una parte de que interpone una demanda como ocurrió una semana antes.   Ante esto se le preguntó a Palomino si sabía por qué Thelma Herrera, quien se supone defendía los intereses de Pulido, había firmado un acuerdo de voluntades dándole la razón al club cuando a todas luces su cliente seguía en la postura de que era jugador libre y hasta había demandado a Tigres; la respuesta de Palomino fue que lo desconocen y habría que preguntárselo a la abogada.

No te pierdas