Final de alarido y Santos arrebató victoria rayada

Era el minuto 90 y todo era alegría en Rayados hasta que aparecieron Rentería y Djaniny Tavares para vacunar la portería regia, llevándose así la victoria hasta Torreón y el liderato del Grupo 2...
Estadio Tecnológico, ante una regular entrada -
  • Santos labró su triunfo en el tiempo de compensación
  • El próximo martes en Torreón los equipos se volverán a ver las caras

Era el minuto 90 y todo era alegría en Rayados hasta que aparecieron Rentería y Djaniny Tavares para vacunar la portería regia, llevándose así la victoria hasta Torreón y el liderato del Grupo 2 en la Copa MX. Al final Rentería y Tavares opacaron a la dupla de Humberto Suazo y Dorlan Pabón, quienes siguen conectados y habían salido de cambio dejando el juego ganado, pero al final se extrañaron cuando los Guerreros tomaron el definitivo 3-2, en un partido memorable en la cancha del Tec. La remontada le valió a los de Pedro Caixinha para arrebatarle al Monterrey la cima del Grupo 2, y ahora los albiverdes mandan con 11 unidades por 9 de los regios, con todo para clasificar la próxima semana cuando la llave se traslade al TSM. Monterrey había hecho la tarea, pero dos descuidos de Víctor Ramos ante dos latigazos mortales opacaron una noche que los ponía con un pie en las finales. Para destacar el hambre de la visita, que jamás se dio por liquidada y acabó llevándose una victoria tan agónica como merecida. Jesús Alonso Escoboza abrió el marcador al 36' ante una gran entrada en el estadio rayado. En los últimos cinco minutos de la primera mitad, "Chupete" falló una oportunidad inmejorable frente al marco, pero después se sacó la espina con dos servicios para gol, trazos que no desaprovechó Dorlan y en menos de tres minutos produjeron la voltereta a la pizarra. La euforia en el Tecnológico era única. Desde el sector de la Adicción, la barra más popular de Rayados, nació el cantico "Ahí está, el goleador, el colombiano, Dorlan Pabon", música que sonó como colofón de los primeros 45 minutos. Con en el marcador a su favor Rayados se paró mejor en el terreno de juego, pero los Guerreros impulsaron al frente en todo momento, logrando las mejores acciones en los minutos finales. El reloj ya marcaba tiempo de compensación, en la cancha ya no estaban los héroes del partido y a Caixinha le funcionó su estrategia: ir a matar. Primero fue Rentería en un pase largo quien controló la esférica y reventó sobre la salida de Ibarra el 2-2 que ya era digna recompensa. Un minuto más tarde, Quintero bajó un globo como maestro y se fue mano a mano, Ibarra detuvo, pero la pelota quedó muerta en el área donde Tavares empujó el tanto del triunfo.

No te pierdas