Oribe dejó corazones rotos en Torreón

Oribe Peralta volverá literalmente a casa, ante un público que dejó dolido, durante la visita que el América hará este viernes a Santos.
Oribe Peralta volverá literalmente a casa, ante un público que dejó dolido, durante la visita que el América hará este viernes a Santos.
 Oribe Peralta volverá literalmente a casa, ante un público que dejó dolido, durante la visita que el América hará este viernes a Santos.  (Foto: )
Ciudad de México -
  • Rodolfo Salinas recordó al amigo y paisano que conoce desde los 12 años de edad
  • El delantero pisará por primera vez el TSM desde que fichó por las Águilas

Oribe Peralta volverá literalmente a casa, ante un público que dejó dolido, durante la visita que el América hará este viernes a Santos. No sólo porque con los laguneros pasó 14 de los 24 torneos que lleva en Primera División, sino porque Torreón es su tierra natal. Por ello los corazones rotos que todavía tiene la afición albiverde, que nunca había contado con una figura que además fuera su paisano. Así lo considera Rodolfo Salinas, también nacido en la Comarca, en Gómez Palacio, quien conoció a Oribe desde que tenía 12 años de edad en el CESIFUT (Centro de Sinergia Futbolística), la cantera lagunera, y con el que también compartió la playera del Monterrey. “Mucha gente se quedó dolida, ellos lo veían como la figura, el referente, junto con Oswaldo (Sánchez), 'Chato' (Rodríguez), Darwin (Quintero)…”, relató Salinas. “Ese tipo de jugadores, cuando se van, es muy difícil que la gente lo acepte, y es normal”. Peralta tuvo una primera etapa con Santos entre los torneos Apertura 2006 y 2008, después de haber jugado para Morelia y Rayados. Salió de Torreón por un año para ir a Jaguares y volvió en el Bicentenario 2010 para salir nuevamente antes del actual Apertura 2014 en que se convirtió en azulcrema. En total, hizo 82 goles con Santos y fue pieza valiosa para los últimos dos campeonatos del equipo, en los Clausura 2008 y 2012, particularmente en el último, cuando marcó los goles definitivos ante Rayados. “Con Oribe pasaba algo muy especial porque la gente nunca había tenido una figura local, una figura tan grande que hubiera nacido acá en La Laguna”, agregó Salinas. “Es normal también los que estarán molestos con él, pero es parte del futbol y la gente lo tiene que entender, se tiene que resignar porque él ya defiende otros colores”. De cualquier modo, Salinas consideró que los verdaderos aficionados le aplaudirán, además de que recordó cuando Peralta le dio asilo en Monterrey, cuando el delantero llegaba como refuerzo a Rayados y el mediocampista a Segunda División. Por ello asegura que el delantero es de los pocos futbolistas a quien considera un amigo, al que extraña en el vestidor y del que cree siempre será identificado como santista, como sucede con Jared Borgetti, por más camisetas que vistan. “Al hablar de Jared y de Oribe siempre se te viene a la mente la playera de Santos”, aseguró. "El club estará agradecido con lo que hizo acá, pero eso ya quedó en el pasado".

No te pierdas