Cruz Azul, el 'némesis' de Antonio Mohamed

Si un equipo le ha puesto un grado de dificultad importante a la carrera de Antonio Mohamed, es precisamente Cruz Azul, su próximo rival.
Si un equipo le ha puesto un grado de dificultad importante a la carrera de Antonio Mohamed, es precisamente Cruz Azul, su próximo rival.
 Si un equipo le ha puesto un grado de dificultad importante a la carrera de Antonio Mohamed, es precisamente Cruz Azul, su próximo rival.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El estratega azulcrema tiene saldo negativo en clásicos dirigidos con América
  • Mohamed se verá las caras por quita ocasión ante la Máquina celeste

Si un equipo le ha puesto un grado de dificultad importante a la carrera de Antonio Mohamed, es el mismo que el próximo sábado intentará seguir siendo un dolor de cabeza y propinarle su segunda derrota en el torneo, pero sobre todo confirmar el motivo por el que se ha convertido en el “némesis” del estratega argentino.   Será la quinta ocasión que Mohamed Matijevich tenga a Cruz Azul como rival desde el banquillo y será la misma vez que intente vencer al cuadro cementero, pues desde que comenzó su carrera como estratega, simplemente no conoce la victoria ante el equipo celeste.   Como Director Técnico de Xolos de Tijuana, Mohamed se vio las caras ante Cruz Azul en tres ocasiones con saldo de dos empates y una derrota. La primera ocasión en el Clausura 2012 cuando empataron a cero goles, seis meses más tarde (torneo en el que fue Campeón) con igualada a dos tantos y el último que dirigió a los fronterizos con estrepitosa goleada de 0-5 en la capital del país.   Para el Clausura 2014 tomó el mando del América y tuvo su primer duelo ante La Máquina en la Jornada 14 el sábado 5 de abril. Los celestes comenzaron ganando con un tanto de Mauro Formica y Julio César Domínguez y aunque Raúl Jiménez acortó distancias el marcador fue 1-2 contra las Águilas.   De hecho, tener a Cruz Azul como rival tampoco fue algo positivo para el “Turco” en su época como jugador donde militó en equipos como Toros Neza, Celaya, Atlante, Monterrey e Irapuato en donde sólo pudo derrotar en tres ocasiones a los cementeros, cifra nada halagadora pues fueron 19 veces las que los tuvo como rivales en el terreno de juego. Además, sumó cinco empates y 11 derrotas.   Dos de esos triunfos fueron como jugador de los extintos Toros y uno más como elementos de Rayados, por lo que siempre ver a los celestes ha representado un sabor amargo para el hoy timonel de las Águilas.   Además, el estratega azulcrema intentará acortar distancias en lo que se refiere a los clásicos dirigidos en el banquillo de las Águilas, pues suma tres derrotas (dos ante Pumas y una más ante Cruz Azul) por un triunfo (el 0-4 que le propinó a Chivas el torneo anterior).   De ahí que el cotejo de este sábado en el Estadio Azul tenga una relevancia importante para las Águilas y sobre todo para su técnico, más allá de que tienen virtualmente ganado su pase a la Liguilla y la diferencia entre ambos equipos luzca como los 13 puntos de distancia lo indican en la Tabla General.

No te pierdas