Consignaron a dos barristas del América

Dos aficionados del América que agredieron a un Policía el sábado pasado antes del partido en el Estadio Azul fueron consignados esta tarde ante un Juez penal.
Dos aficionados del América que agredieron a un Policía el sábado pasado antes del partido en el Estadio Azul fueron consignados esta tarde ante un Juez penal.
 Dos aficionados del América que agredieron a un Policía el sábado pasado antes del partido en el Estadio Azul fueron consignados esta tarde ante un Juez penal.
Ciudad de México -
  • Los acusados podrían recibir hasta siete años de prisión

Dos aficionados del América que agredieron a un Policía el sábado pasado antes del partido en el Estadio Azul fueron consignados esta tarde ante un Juez penal.

El Subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, Óscar Montes de Oca, informó que el incidente ocurrió después de que los barristas de las Águilas descendieron de los autobuses.

En conferencia de prensa, señaló que los presuntos agresores son José Luis Briones Lima y Gerardo Zamora Ortiz, acusados por el delito de robo calificado agravado contra agentes de la autoridad.

“Aproximadamente a las 15:50 horas del 4 de octubre, el agraviado, comandante de la Policía de Investigación, al participar en un operativo pie-tierra afuera de las instalaciones del Estadio Azul, con motivo de un encuentro deportivo, fue agredido por un grupo de sujetos que descendieron de uno de los autobuses que transportaba un grupo de animación, entre ellos José Luis Briones Lima y Gerardo Zamora Ortiz”, explicó el funcionario.

De acuerdo a las investigaciones, Briones Lima arrebató al Policía un equipo de radio comunicación, mientras que Zamora Ortiz  lo empujó y tiró al piso, donde aproximadamente seis personas lo golpearon.

Los acusados fueron puestos a disposición de un Juez Penal en el Reclusorio Oriente y por las pruebas aportadas por el Ministerio Público ambos podrían recibir una sentencia de hasta siete años de prisión, ya que el golpear, lesionar y robar a un oficial es delito grave y no alcanza fianza.

No te pierdas