El conjunto celeste volvió apenado y ofreció disculpas

Eliminado y apenado, Cruz Azul volvió esta tarde a la Ciudad de México, luego de su eliminación anoche en Concachampions en Costa Rica, donde el partido terminó en riña.
Ciudad de México -
  • La Directiva podría imponer sanciones
  • Jesús Corona presumió no participar en la bronca

Eliminado y apenado, Cruz Azul volvió esta tarde a la Ciudad de México, luego de su eliminación anoche en Concachampions en Costa Rica, donde el partido terminó en gresca.

El Director Deportivo, Agustín Manzo, ofreció disculpas y dijo que revisarán el Reglamento interno para analizar si imponen sanciones.

"Estamos muy apenados por lo que sucedió. Cruz Azul ha participado desde 1968-69 en competencias de Concacaf y nunca había sucedido, pedimos una disculpa a la afición de Cruz Azul y a la afición del Alajuelense", manifestó.

"Se conocerá en nuestro Reglamento qué fue la actuación y ya se analizará (si hay sanciones)".

De cualquier modo, aseguró que la bronca se inició por una patada que soltó un jugador del Alajuelense sobre el "Maza" Rodríguez, por lo que descartó que sean malos perdedores.

Sobre el empate que no les sirvió para superar la Fase de Grupos, el Directivo elogió la actuación de los jugadores y simplemente justificó que el esfuerzo fue insuficiente. Incluso aseguró que les cometieron dos penales que el árbitro no marcó.

"En este encuentro lo hicieron con mucho esfuerzo y desgraciadamente no les alcanzó", agregó.

Por su parte, el portero Jesús Corona aseguró tener las manos limpias en la pelea y aclaró que la falta que cometió en los instantes finales del partido no fue un puñetazo sino un empujón.

"El jugador también me estaba provocando pero no pasó nada, por eso el árbitro simplemente me amonestó", explicó.

"En ningún momento después del partido me involucré en la bronca, en el conato, simplemente traté de calmar, de separar".

Si bien calificó como reprobable la reacción de ambos planteles, consideró que en buena medida el culpable fue el árbitro porque se le fue el juego de las manos al no imponer disciplina desde el primer tiempo.

"Sea quien sea quien inició el conato de bronca, estuvo mal. Uno por iniciar, el otro por responder", señaló.

"Tampoco teníamos que engancharnos, son situaciones que hay que saber manejar por mas que te provoquen. Ya lo hemos vivido en otras ocasiones y ahora lamentablemente se vuelve a caer en el mismo error".

La Máquina deberá sobreponerse pronto a este golpe, ya que el próximo sábado recibirá al Morelia necesitado de ganar para intentar colarse nuevamente a zona de Liguilla en el Apertura 2014.

No te pierdas