Fui el hombre más afortunado: Hernán Cristante

La lejanía que ha mantenido con Toluca los últimos cuatro años, no han provocado que el ex portero, Hernán Cristante se olvide de lo que vivió en el equipo con el cual levantó cinco títulos de Liga.
Ciudad de México -
  • El ex portero argentino dijo que no guarda ningún rencor pese a la forma en que salió del club
  • Consideró que fue integrante  en el mejor equipo en la historia de los Diablos

La lejanía que ha mantenido con Toluca los últimos cuatro años, desde que fue orillado a dejar al club en 2010, no han provocado que el ex arquero argentino, Hernán Cristante se olvide de lo vivido en el equipo con el que levantó cinco títulos de Liga.

Y en el preámbulo a su partido de despedida, el ex guardameta, quien aseguró estar más conmovido por el hecho de volver a “disfrazarse de portero” y pisar de nuevo una cancha, dijo ser afortunado por haber sido parte del mejor equipo en la historia del conjunto mexiquense.  

“Creo que fui el hombre más afortunado, en ese equipo con los que creo son  los mejores, o tal vez en ese cuadro que conlleva a los mejores jugadores de futbol. Fui un afortunado”.

“Está buena la idea de volver a entrar a la cancha, de volver a jugar un partido con aquellos que son grandes y que hicieron grande la historia del Toluca. Eso sí me seduce, me gusta. Volver a disfrazarse de portero tiene su magia”.

Hernán, quien jugó su último partido con los Diablos Rojos en septiembre del 2009, negó guardar algún rencor por la salida que tuvo del equipo, la cual se magnificó cuando por un malentendido, de acuerdo a él, la gente de seguridad del Estadio Nemesio Diez no lo dejó entrar, lo que generó una gran polémica en su entorno.  

“Hubiera sido muy fácil que me dejaran recuperarme, darme un par de partidos y jugar mi último juego en Toluca y ya, pero no se hizo, alguien tomó la determinación que no, pero nunca tuve rencor, nunca hablé mal de nadie”, señaló Cristante, quien no escondió el dolor que sintió cuando una lesión provocó que en su último juego con la camiseta escarlata saliera de cambio en una camilla.  

“Eso fue terrible, era lo que no me quería permitir, terminar mi carrera saliendo en mí último partido en camilla. “Me dolió porque me sentía descartado cuando yo sabía que iba a volver pero no pasó de ahí, ya lo tengo como una buena anécdota que a mí me sirvió y me ayudó a superarme”.

Pese a todo lo que se habló, el ex arquero manifestó que nunca hubo distanciamiento con el club y la con el personal que ahí trabaja “nunca hubo un divorció real, nunca hubo un desprendimiento, seguí yendo a la cancha, seguí encontrándome con gente, tuve una gran relación con jugadores”.

Es por ello que el futbolista nacido en La Plata afirmó no arrepentirse de nada de lo que hizo en su época como jugador profesional.

“No me arrepiento absolutamente de nada y cada cosa que hice la disfruté, así que estoy muy conforme. Sabemos que siempre se pude hacer algo más pero de nada estoy arrepentido”.

No te pierdas