Del 'vaso' a la boca, Tigres perdió la Final de Copa

La lección no fue aprendida por Tigres, y un 2-0 a favor volvió a convertirse en una dura pesadilla, esta vez sí consumada con un fracaso. Los felinos ganaban cómodamente a Santos en el Volcán,...
Estadio Tecnológico, ante un lleno -
  • Voltereta del Santos en el Volcán y los Guerreros van a la Final
  • Golazo de Alanís desde medio campo exhibió a un crecido Nahuel Guzmán

La lección no fue aprendida por Tigres, y un 2-0 a favor volvió a convertirse en una pesadilla, esta vez sí consumada con un fracaso. Los felinos ganaban cómodamente a Santos en el "Volcán", pero desaparecieron del campo y sufrieron una voltereta mortal que los dejó eliminados ante su afición, y fuera del reto del bicampeonato de Copa. Al igual que pasó en el Clásico, el plantel felino careció de manejo e inventiva tras un inicio avasallador, y lo que olía a goleada local terminó justo al contrario, con unos Guerreros amos y señores instalados en la Final, donde se medirán al Puebla, teniendo como sede el Territorio Santos Modelo. La mesa estaba puesta para un magno festejo finalista, pero el plantel nicolaíta acabó abucheado y exhibido por los gritos de 'olé' de su gente, al compás del paseo rival. Y si su portero Nahuel Guzmán había sido el héroe del Clásico, esta vez acabó sepultando a su equipo con dos salidas precipitadas que dieron paso a la debacle.

Para el primer cuatro de hora, los felinos parecían resolver fácil la noche, y lograron la misma ventaja que los puso a soñar ante Rayados. El 1-0 llegó al 9', cuando Villa jugó de poste y sirvió el balón en los linderos del área para Damián Álvarez, quien sobre la marcha sacó un disparo cruzado que venció al arquero Julio González. El Volcán aún ardía de gusto, cuando tres minutos más tarde Francisco Torres cobró un tiro libre por la derecha, y puso la pelota en la horquilla, y de ahí el rebote pegó en Javier Orozco, quien no pudo quitarse y empujó el balón en su propia portería para el 2-0 al 12'. Juninho perdonó el 3-0 al 20' tras un centro de Damián, y Tigres parecía sobrado en la misión de llegar a la Final. Pero hasta ahí hubo garra. Al 21' Caixinha sacó a Jesús Escoboza para mandar al campo a Djaniny Tavares y todo cambió. Tras una falla del 'Chato' Rodríguez que perdonó frente al marco, y luego una atajada de Nahuel que le quitó el gol a Tavares, el gol de la esperanza santista llegó al 35', en un bombardeo al área felina que concluyó con un desborde por derecha de Darwin Quintero, quien le puso un balón como con la mano a Tavares para que lo clavara de cabeza al centro del marco. El 2-2 llegó al 40' en una enorme jugada de Quintero, quien se escapó por todo el centro eludiendo rivales, y al final filtró para Andrés Rentería, quien sacó a Nahuel y tocó a las redes, silenciando al Volcán. El complemento encontró a unos Guerreros bajo la misma tónica, y al 50' Darwin se dio el lujo de perdonar el de la ventaja, cuando estaba mano a manos con Nahuel. Dos minutos después Villa pudo devolver a Tigres al camino, pero hizo el oso al fallar un remate frente al marco tras desborde de Damián. Entonces vino la jugada de la noche. Con todos los elementos esperando un pase en corto, el defensa Oswaldo Alanís lo retuvo, avanzó unos metros, y desde el círculo central sacó un zapatazo de pierna zurda, exacto para clarear a un Nahuel que andaba de excursión, y que fue un espectador más del 3-2 al 59'.

Ya Tigres era un fantasma en el campo, y al 65' llegó el remache lagunero, en un centro de Quintero de tiro libre que Orozco llegó perfecto para cabecear, aprovechando una mala salida de Nahuel, que muy precipitado dejó otra vez el marco desprotegido y cargó con el 4-2. Damián Álvarez sentenció el fracaso sacando su frustración y pateando por la espalda a Rodolfo Salinas al 72' para ganarse la roja directa, y aunque el recién ingresado Ribair Rodríguez haría lo propio minutos más tarde pateando a Egidio Arévalo para dejar la batalla 10 contra 10. Lo que siguió fue el manejo de buen toque del visitante, hasta que el árbitro Fernando Guerrero decretó el desenlace, inexplicable para un Tigre que parecía estar listo para todo, pero debe repasar de nuevo la lección, y un Guerrero que luce con sed de beber la gloria MX.

No te pierdas