Hace 15 años terminó el futbol para César Andrade

La madrugada del 10 de noviembre de 1999 la vida de César Andrade dio un giro inesperado, un accidente automovilístico trajo consecuencias para él y para su compañero de club.
La madrugada del 10 de noviembre de 1999 la vida de César Andrade dio un giro inesperado, un accidente automovilístico trajo consecuencias para él y para su compañero de club.
 La madrugada del 10 de noviembre de 1999 la vida de César Andrade dio un giro inesperado, un accidente automovilístico trajo consecuencias para él y para su compañero de club.  (Foto: )
Guadalajara, Jalisco, México -
  • La causa, un accidente automovilístico. Perdió su pierna derecha
  • Acaba de terminar un libro, donde hace un recuento de lo que pasó y vive ahora

Fue hace 15 años. La madrugada del 10 de noviembre de 1999 la vida de César Andrade dio un giro inesperado, un accidente automovilístico trajo consecuencias para él y para su compañero de club, que iba con él, Javier Amador. Al final, las secuelas los alejaron a ambos del futbol. Una viga atravesó el carro en el que iban. En el Hospital Civil de Guadalajara, pasadas las 4:00 am, recibieron a un jugador que no sabía aún la magnitud de lo que estaba pasando. El doctor de aquel entonces de los Zorros, Rubén Cruz, cuando conoció el estado de salud del ex jugador, sabía que poco se podía hacer. Su pierna derecha estaba seriamente lastimada, pero por unas horas se aferraron todos a una fe. Sin embargo, conforme pasaron las horas, César tuvo que ser trasladado al hospital privado San Francisco, donde tomó el caso el doctor Jaime Michel de la Peña. A los días, vino la noticia: había que amputarle la pierna porque su vida corría peligro. El futbol en activo terminó para un gran futuro del futbol mexicano. Ricardo La Volpe, como muchos, no lo podía creer. El técnico argentino, quien dirigía a los Zorros en aquel tiempo, llegó después de un entrenamiento a ver a quien fuera su jugador. Esa reunión no pasó más de una hora, La Volpe salió limpiándose las lágrimas. No podía creer que la carrera de un joven así terminaría. “Es muy duro, muy duro”, fueron sus palabras en aquel tiempo. A 15 años de ese episodio lamentable para César Andrade, ahora se dedica a dar pláticas a las universidades que lo invitan y recién acaba de presentar un libro con sus vivencias. Javier Amador no perdió alguna extremidad, pero las lesiones sufridas tampoco le permitieron seguir en activo en el futbol.

No te pierdas