Autogol de Ayala dio vida a los Tuzos

Hugo Ayala le dio vida a unos Tuzos que parecía, se meterían a la Sultana del Norte el próximo sábado como un blanco perfecto para liquidar en casa.
Estadio Hidalgo, ante un lleno -
  • Joffre Guerrón abrió el marcador y Hugo Ayala le dio el empate e los de Hidalgo
  • Los de Hidalgo pasarían ganando o empatando por más de dos goles

Hugo Ayala le dio vida a unos Tuzos que parecía, se meterían a la Sultana del Norte el próximo sábado como un blanco perfecto para liquidar en casa.

La obra de los Tigres, esta noche en la Bella Airosa, estaba apunto de ser concluída cuando una desafortunada jugada le dio el empate a los de Pachuca en el tiempo de compensación y un respiro para viajar a Monterrey aún con muchas posibilidades de seguir con vida en la Liguilla.

Los felinos se estaban frotando las manos. Soportaban, en la recta final del juego, los embates del equipo hidalguense, que tomó oxígeno después de que Darío Burbano dejara escapar el segundo gol de la visita en un contragolpe. El colombiano quiso techar al "Conejo", sin embargo el resorte del mexicano se impuso y le robó el tanto al cafetalero.

Mientras el "Tuca" hacia berrinche en la banca tras el error de Burbano, los Tuzos continuaron atacando, presionado. Con poca claridad pero se mantenían con presencias en el área rival.

Hasta que en un a descolgada por la banda derecha, Rodrigo Salinas se metió hasta el borde de la cancha, aguantando un empujón sacó un centro a media altura, con potencia y con la clara intención de encontrar cualquier pierna, la que fuera.

Y así fue. La pelota libró al arquero visitante y le pegó a Ayala en la pierna. Suficiente desvío para que el esférico tomará dirección de portería y se fuera hasta el fondo para marcar el empate en el electrónico del "Huracán", ante la algarabía de la afición que ya comenzaba a abandonar las gradas.

Un minuto después el Árbitro Central marcó el final del juego. Duelo que quedó a deber por muchos lapsos, que estuvo lleno de patadas, faltas e interrupciones que entorpecieron el trámite del partido, y que hasta el final, tuvo su máxima explosión de emoción con el autogol del jugador de Tigres.

Con el favor, ahora los de Pachuca se meterán al Estadio Universitario, donde podrían obtener su boleto a la siguiente ronda empatando por más de dos goles o ganando con cualquier marcador.

En tanto a los Felinos no les sirve de mucho la igualada, por lo que tendrán que apelar a cualquier triunfo para seguir en su camino rumbo al título del Torneo Apertura 2014.

No te pierdas