Si tuve que sufrir, valió la pena: Antonio Mohamed

Antonio Mohamed dijo que para lograr el título con el América colaboraron los momentos difíciles, y dedicó el campeonato a todos los miembros del club cuyo trabajo no es visible.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • El DT recordó que el título igual es de Paul Aguilar
  • Aprovechó para suavizar las diferencias con la Directiva

Irremediablemente feliz, Antonio Mohamed llegó a la conferencia de prensa abrazando el trofeo que minutos antes había levantado Miguel Layún como Capitán de su equipo.

Un título que le supo a gloria porque para ello colaboraron los momentos difíciles, según dijo, consciente de que este lunes será su último día de contrato y que al día siguiente lo obvio es que él y la Directiva azulcrema tomen caminos distintos.

“Que hagan lo que tengan que hacer. Yo trabajé, me esforcé, me equivoqué, aprendí, pero yo quería este objetivo nada más. Seguramente de los errores que tuve acá voy a aprender, ellos seguramente también van a aprender”, expresó.

“Tal vez soy una persona complicada pero me creo capaz de conducir un grupo y por eso luego tengo diferencias. Pero nunca de mala fe. Ellos tampoco”.

El “Turco” dijo que el campeonato tenía una dedicatoria especial: a todos los miembros del club cuyo trabajo no es visible, y en particular al chofer del equipo, el “Chata”, quien falleció la semana pasada y que seguramente hoy estaría sonriendo en el Cielo, según recordó el DT.

“Todos luchábamos por el mismo objetivo, que era ser campeón, lo conseguimos. Después, mañana ellos (los directivos) pondrán la cabeza en la almohada, la pondré yo y cada uno tomará el camino que corresponde”, agregó.

“Si nos tenemos que separar, nos separaremos y no hay ningún problema. Yo fui muy feliz acá, a veces no disfruté tanto, pero valió la pena si tuve que sufrir en un momento para disfrutar como disfruté hoy”.

Incluso recordó que el título también es de Paul Aguilar, separado del plantel por indisciplina en el inicio de la Liguilla.

“No nos podemos olvidar de Paul, de Paul Aguilar, porque también es para él este triunfo porque jugó todos los partidos”, señaló.

“Con errores, con virtudes, con enojos, con peleas, pero para conseguir algo importante siempre se tienen que decir las cosas de frente y así pasó. No hay rencor con nadie y nada más, quiero disfrutar este logro porque es el más grande de mi carrera”.

Más lo fue porque recordó que justo hoy también ascendió el club de sus amores en Argentina: Huracán.

Cuestionado sobre el sentimiento de escuchar a la grada coreando su nombre, dijo que son momentos impagables.

“Es una alegría enorme, incomparable, eso no se compra en ningún lugar. Me voy a llevar siempre el amor de la gente”, añadió.

También dijo que tomará un par de meses de descanso y que luego escuchará ofertas. Además, confirmó que estaría en los festejos del club este lunes y que aún no dimensionaba el hecho de ser el entrenador que le dio al América el título con el cual se convierte en el más ganador de México en la historia.

Así, recordó que rompieron todos los maleficios, como el del Superlíder, el de los señalamientos de contar con vestidor roto y no haber ganado los Clásicos en torneo Regular.

“Lástima que expulsaron al ‘Quick’ (Mendoza) porque pudimos haber hecho un gol más. Pero goleamos al equipo que no perdía desde hacía 15 partidos. Nos hicieron solamente 2 goles en la Liguilla, hicimos 8.”, recordó.

“Era un equipo supuestamente defensivo, pero bueno, ahí están los números y los números no mienten y siempre el campeón es el mejor”, culminó.

No te pierdas