Jalón de orejas cambió a 'Tecatito'

Luego de reportar fuera de forma y con poco rendimiento en el verano, Jesús Corona logró ajustar, ganarse un lugar, y terminar siendo un titular base en la Primera División de Holanda, todo...
Luego de reportar fuera de forma y con poco rendimiento en el verano, Jesús Corona logró ajustar, ganarse un lugar, y terminar siendo un titular base en la Primera División de Holanda, todo gracias a un regaño a tiempo de sus entrenadores.
 Luego de reportar fuera de forma y con poco rendimiento en el verano, Jesús Corona logró ajustar, ganarse un lugar, y terminar siendo un titular base en la Primera División de Holanda, todo gracias a un regaño a tiempo de sus entrenadores.
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Delantero del Twente regresó a Monterrey para receso navideño
  • Reconoció que verse borrado cuando no rendía lo hizo exigirse al máximo

Un regaño a tiempo sirvió para que Jesús Corona convirtiera un torneo desastroso en una campaña de ensueño con el Twente. Luego de reportar fuera de forma y con poco rendimiento en el verano, el ariete sonorense logró ajustar, ganarse un lugar, y terminar siendo un titular base en la Primera División de Holanda, marcando goles y poniendo servicios que se reflejaron en victorias para su equipo.

El ex atacante de Rayados arribó la madrugada de este martes a Monterrey para tomar un receso navideño, y confesó que el regaño de su entrenador, así como la experiencia de verse borrado del plantel lo hicieron sacar lo mejor de sí mismo, al grado de tocar un llamado a la Selección Mayor.

"Es mi mejor año hasta ahora, tuvimos un cierre que ya todos lo vieron, y estamos contentos con eso, y ahora nos dimos cuenta que tenemos que trabajar, que vamos por buen camino y seguramente andaremos bien", declaró a su arribo al Aeropuerto Internacional de Monterrey.

"Yo cuando tomé una decisión de irme, lo vuelvo a decir, era para eso, para enseñarme a lo que me equivocaba y lo que hacía bien, creo que ese jalón de orejas fue el adecuado y ahora las cosas están revertidas. Las cosas cambiaron radicalmente al cien por ciento, no venía jugando, después empecé a jugar, se hicieron las cosas bien, y hasta llamado a la Selección tuve, y me siento muy contento por ello".

Ahondar en el pasaje de los días negativos no es fácil para el joven de 21 años, quien sin embargo reconoce que la exigencia de su entrenador, y el dejarlo fuera de convocatorias fue un paso al crecimiento profesional para no repetir en los descuidos.

"Fui a Holanda para convertirme en alguien maduro, y acerté en esas decisiones, creo que ahora mis expectativas están en seguir en el once inicial del Twente y seguir trabajando con esas mismas ganas para ser llamado a la Selección, que creo que es lo que más deseo".

Te fuiste de Rayados con imagen de rebelde, -¿Hoy la razón está más clara de tu lado?- "Siempre lo dije, que hice las cosas bien, arreglábamos nuestros derechos, arreglamos, no peleamos, se dieron las cosas diferentes, y hoy en día la razón está de este lado".

-¿Cuál fue tu impulso?- "Me motiva mi sueño, mí mismo, lo que siempre he soñado, las expectativas que tengo hacia mí, y las barreras que me han puesto y gracias a Dios las he revertido, y más que nada mi familia".

-¿Qué falta para que te vean como un Vela, y otros elementos que están destacando en Europa?- Yo creo que me lo iré ganando poco a poco ese respeto con el trabajo que he venido haciendo, pero mientras hay que tener paciencia y seguir trabajando".

Corona tendrá 10 días de receso antes de volver para la segunda parte del calendario, en donde espera seguir brillando para ganarse un nuevo llamado tricolor. Por ahora su única meta es seguir en el Twente y subirse ya sea a Copa Oro o Copa América, aunque muy a futuro tiene clara la meta, y es regresar a La Pandilla a cerrar su carrera.

"Claro, siempre lo digo, creo que fue el club que me abrió las puertas, yo estoy totalmente agradecido con ellos, y obviamente me gustaría volver a portar la camiseta rayada".

No te pierdas