Gerardo Lugo, entre fiesta y malas experiencias en fin de año

El final del calendario para Lugo es también celebrar un año más de vida, ya que nació el 31 de diciembre de 1984, por lo que este miércoles llega a los 30 de edad.
Monterrey, Nuevo León -
  • El mediocampista felino cumple 30 años de edad este miércoles
  • En el Clausura 2014, Lugo apenas jugó 64 minutos

El 31 de diciembre es una fecha de fiesta a nivel mundial por la despedida al año que finaliza y la bienvenida al nuevo, pero para el jugador de Tigres, Gerardo Lugo, este día significa algo más.

El final del calendario para Lugo es también celebrar un año más de vida, ya que nació el 31 de diciembre de 1984, por lo que este miércoles llega a los 30 de edad.

En entrevista con Medio Tiempo, Lugo platica que el haber nacido el día último del año le ha traído “no muy buenas experiencias”, además de que el cumplir años en esa fecha le retrasó su ascenso a la Primera División, en la que su debut se dio hasta enero del 2007 con Cruz Azul.

“Es difícil (cuando cumples en fin de año), mucha gente no se acuerda en ese momento que es tu cumpleaños, he tenido no muy buenas experiencias. Cuando estaba más pequeño, llegaban invitados a la casa y llevaban una botella de vino o algo, y mis papás decían ‘es cumpleaños de Edgar’, me decían ‘ah muchas felicidades, te traje esto’, ¡Era una botella!, ¿Cómo iba a tomar yo una botella?”.

Conforme transcurrieron los años, este tipo de situaciones fueron quedando en el pasado para Lugo.

“Ya avisamos antes de que empiece la fecha del 31, avisamos que también es mi cumpleaños, así que ya van avisados, si no llevan regalo, se van a ver mal (risas)”.Para el mediocampista felino, habría sido mejor nacer el 1 de enero, puesto que sufrió en la escuela y en las categorías inferiores debido a su edad, puesto que siempre era el menor de todos.

“Naciendo el 31 (de diciembre) me quité todo un año, en todas las categorías siempre era el más chiquito, siempre fui el más pequeño y eso dificultó más mi ascenso a Primera División”.

Este miércoles Lugo festeja su cumpleaños trabajando, entrenando en la Cueva de Zuazua, algo a lo que está acostumbrado, puesto que no suele tener vacaciones en estas fechas.

“Me tocó vivir un fin de año cuando estuve con Cruz Azul en Interliga, estábamos concentrados en un hotel y el 31 la pasamos un compañero y yo en la recámara, mi cumpleaños la pasé viendo la tele”.

El resto del día será de festejo para el elemento auriazul, quien acostumbra realizar algunas cábalas de fin de año.

“La paso con mis hijos en familia, con amigos, recibo regalos, pastel. Hacemos lo de las uvas, el brindis, la cena también, salimos con las maletas, caminamos un rato”.

LO PEOR DEL 2014“En el primer torneo del 2014 (Clausura), tuve muy poca participación (64 minutos), para un futbolista eso no gusta, fue difícil”.

RETOS CUMPLIDOS“Ganarme la confianza (del 'Tuca'), ganar más minutos (mil 143 en el Apertura 2014), anotar en tres partidos consecutivos, lograr llegar a la Final, poderme hacer de un puesto como titular y lograr que la afición de Tigres coreara mi nombre en el estadio”.

PROPÓSITOS PARA EL 2015“Buscar más oportunidades, hacer goles y aportar con jugadas de gol”.

No te pierdas