Cumplieron exigencias arbitrales casi al cien

Ahora no hay rebelión ni amenazas para no pitar la siguiente Jornada, sino satisfacción y compromiso para responder a las peticiones concedidas.
Ahora no hay rebelión ni amenazas para no pitar la siguiente Jornada, sino satisfacción y compromiso para responder a las peticiones concedidas.
 Ahora no hay rebelión ni amenazas para no pitar la siguiente Jornada, sino satisfacción y compromiso para responder a las peticiones concedidas.
Ciudad de México -
  • Los inconformes ahora se dicen comprometidos por los acuerdos con la FMF

Ahora no hay rebelión ni amenazas para no pitar la siguiente Jornada, sino satisfacción y compromiso para responder a las peticiones concedidas.

Los árbitros arrancarán este viernes el Clausura 2015 con casi todas las exigencias cumplidas después de que en noviembre pasado pusieron en jaque a la Federación Mexicana de Futbol para exigir mejor trato, mejoras salariales y descentralizar las capacitaciones, entre otros puntos con que llenaron un pliego petitorio.

Para quienes actúan en Primera División hubo aproximadamente un 30 por ciento de aumento tanto en el sueldo fijo (antes de 15 mil pesos) como en los pagos por partidos dirigidos (20 mil para el silbante), según confirmaron fuentes del gremio a Medio Tiempo.

Como un logro histórico también fue el sueldo fijo cercano a los 8 mil pesos para los árbitros del Ascenso MX, cuyas percepciones antes eran sólo por partidos dirigidos.

Entre los pocos asuntos pendientes están las mejoras económicas para los de Segunda y Tercera División, lo cual podría resolverse la próxima semana.

Si bien el tema económico fue importante en las peticiones, la tranquilidad regresó a los árbitros principalmente al tener garantizado vivir en sus ciudades de origen, cerca de sus familias y puestos de trabajo.

Antes de la "rebelión", previo a la Jornada 16 del Apertura 2014, la Comisión de Árbitros pugnaba por tener a todos en el D.F. para hacer uniforme la capacitación, en la cual se fomentó el concepto de árbitro como facilitador de los partidos, a diferencia de lo que los silbantes confían sucederá ahora, con colegiados con más personalidad.

Otra diferencia para el torneo que está por iniciar es el organigrama, a pesar de que Rafael Mancilla mantuvo el puesto como Presidente de la Comisión, pero donde Edgardo Codesal será figura central como Director del Área Técnica.

Ese puesto antes lo ocupaba Carlos González Iribarren, quien ahora fue marginado como asesor de Segunda y Tercera División.

Hace un par de meses, los árbitros se quejaban de malos tratos también de personajes como Mauricio Morales y Óscar Trejo, quienes asesoraban a los silbantes del Ascenso MX y divisiones inferiores. Ahora, esos puestos serán para Gilberto Alcalá y Carlos González Cervantes.

Con ello, los árbitros ahora esperan ser calificados por asesores que al menos tengan experiencia similar a la de los evaluados.

Además, otra garantía es que la Federación Mexicana de Futbol pagará los gastos de traslado y hospedaje cuando los árbitros viajen al DF para capacitarse, algo que antes corría por cuenta de los colegiados, quienes por si fuera poco también patrocinaban las convenciones anuales, lo que ahora igualmente será sufragado por la FMF.

En este organismo, fue el Presidente Justino Compeán quien principalmente negoció con los inconformes de un gremio en el que ahora sólo existe la esperanza de que continuidad y cero represalias.

No te pierdas