Ensueño Rayado en Copa MX; golearon 5-0

Aunque Antonio Mohamed, nuevo técnico del Monterrey, no estuvo en el banquillo en juego de la Copa MX, la nueva era albiazul inició con el pie derecho, al golear 5-0 al Altamira.
Estadio Tecnológico -
  • Dorlan Pabón fue la figura del partido; un gol y tres pases para anotación fueron su colaboración

Aunque Antonio Mohamed, nuevo técnico del Monterrey, no estuvo en el banquillo en juego de la Copa MX, la nueva era albiazul inició con el pie derecho al golear 5-0 al Altamira.

Comandados por Héctor Becerra, la Pandilla dio señales de vida y este resultado los dejó con vida en el torneo copero, certamen en donde alcanzaron ocho puntos, mismos que los pone en pelea con el Correcaminos, líder del sector dos con diez unidades.

El festín rayado inició rápido. Los aficionados apenas se acomodaban en su asiento cuando Dorlan Pabón enfiló al área solo y a los 20 segundos ya había agujerado las redes rivales.

Tras el gol, los albiazules siguieron al frente, era una nueva época para demostrar que este plantel no está para navegar rumbos bajos.

Sin tener resistencia del Altamira, Monterrey movió la pizarra 2-0 con anotación del juvenil Luis López, quien de cabeza anotó aprovechando un gran centro de Dorlan Pabon.

El cronómetro avanzaba y los regios paseaban el balón a su antojo; los goles siguieron cayendo. Al 23' y al 40' Guillermo Madrigal en su rol de ofensivo no desaprovechaba cuanto balón le caía.

Antes de culminar la primera mitad, justo al minuto 41, Edwin Cardona, se unió a la lista de anotadores; el volante colombiano hizo estallar a los aficionados en la tribuna, quienes conforme llegaban los goles, disminuyeron los canticos de presión hacia los jugadores.

Para la parte complementaria Rayados sacó a Dorlan Pabón y metió a Bernardo Hernández, cambio que resultó contraproducente pues el ataque de los del Cerro de la Silla disminuyó los decibeles futbolísticos.

Si bien no había ofensiva regia, también salieron Edwin Cardona y Pablo Barrera; los tamaulipecos tampoco se animaron a agredir y el partido se fue haciendo aburrido hasta que Erim Ramírez dio el silbatazo final.

No te pierdas