Inminente, veredicto en caso Julio Nava

Después de cuatro meses de dar positivo en un examen antidopaje, Julio Nava deberá conocer entre este martes y miércoles la resolución de su caso.
Después de cuatro meses de dar positivo en un examen antidopaje, Julio Nava deberá conocer entre este martes y miércoles la resolución de su caso.
 Después de cuatro meses de dar positivo en un examen antidopaje, Julio Nava deberá conocer entre este martes y miércoles la resolución de su caso.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Un caso similar en Uruguay derivó en una suspensión de dos meses
  • Ahí, los médicos fueron quienes cargaron con casi todo el peso del castigo

Después de cuatro meses de dar positivo en un examen antidopaje, Julio Nava deberá conocer entre este martes y miércoles la resolución de su caso.

La Comisión Disciplinaria reveló a las partes involucradas que esta semana se emitirá el veredicto, en el cual lo incierto no es la sanción, pues ésta existirá de cualquier forma, sino la duración de la misma.

En el mejor de los panoramas, el jugador de Jaguares será suspendido dos meses, pues así se han resuelto casos como el suyo.

El dopaje del uruguayo Darío Rodríguez en 2013 fue una referencia utilizada por la defensa de Nava ante la Disciplinaria, ya que el jugador charrúa también dio positivo por betamethasone, en un incidente donde igualmente fueron los médicos del club Peñarol quienes suministraron la sustancia sin cumplir con los protocolos adecuados.

Por ello, mientras Rodríguez fue suspendido 60 días, el Jefe Médico del equipo uruguayo recibió una sanción de dos años, mientras que para otro doctor fue de 18 meses, así como de tres años para el kinesiólogo.

En el caso de Nava, el médico Ariel Rojas le habría suministrado una inyección con la mencionada sustancia, de la cual informó al doctor encargado del equipo Juan Manuel Mejía, según fuentes cercanas a la investigación.

Pero Mejía habría omitido informar de ello, luego de que la Agencia Mundial Antidopaje permite la utilización de Bethametasone para casos médicos, siempre y cuando se cumpla con ese protocolo días antes de que el jugador participe en alguna competencia.

 LA WADA, SIEMPRE CON LUPA

Aunque el caso de Rodríguez aparece como un alivio para Nava, los varios antecedentes de dopaje en el futbol mexicano podrán endurecer la mano de la Disciplinaria, sobre todo para evitar alguna apelación de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), que ha seguido de cerca las novelas nacionales.

Ejemplo de estas han sido las de Salvador Carmona y Aarón Galindo en la Copa Confederaciones del 2005, hasta las del Tri en la Copa Oro 2011 y en la Liga MX en agosto del 2013 como consecuencia del problema de salud pública por Clembuterol.

Fuentes cercanas al caso Nava calcularon la sanción entre 2 meses y 1 año, misma que será retroactiva. Es decir, los días que no ha jugado serán contados como parte de la suspensión.

Nava no apeló la inhabilitación temporal para que el castigo cuente desde el día en que fue notificado del positivo, lo cual sucedió entre el 26 y 27 de diciembre, por lo que ya ha cumplido con dos meses.

Aunque ese tiempo juega a favor del futbolista, la tardanza de la notificación fue uno de los temas alegados, factor que demoró la resolución en la Disciplinaria.

El dopaje ocurrió el 1 de noviembre pasado durante la Jornada 15 del Apertura 2014, cuando Jaguares recibió a Cruz Azul. Sin embargo, Nava fue notificado casi dos meses después, mismos que tendrían al futbolista ya con cuatro meses cumplidos de sanción, y no dos.

El argumento dado por la Conade para entregar con tal atraso el control de Nava fue que los Juegos Centroamericanos provocaron que su laboratorio, certificado ante la WADA, se saturara de exámenes.

Con todos esos antecedentes y circunstancias, el juicio de la Disciplinaria es inminente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×