Toño Rodríguez, ante las pruebas de la vida

El guardameta de Chivas, Antonio Rodríguez, perdió de la noche a la mañana la titularidad en el Torneo de Liga, pero en la Copa suma ya 500 minutos sin recibir gol.
“Toño” Rodríguez supera las pruebas de la vida
Guadalaja, Jalisco -
  • De repente perdió el puesto titular, pero la vida y el fútbol le pusieron otro gran reto
  • Ahora, en la Copa MX suma 500 minutos sin recibir gol

De la noche a la mañana, el guardameta de Chivas, José Antonio Rodríguez, fue relegado del arco tapatío para darle lugar al experimentado Luis Ernesto Michel.

Sin decir “agua va”, José Manuel “Chepo” de la Torre decidió modificar su esquema, y devolverle la titularidad a Michel, en algo que fue un amargo trago y difícil de digerir para Rodríguez

“Es una muy dura prueba, muy difícil, no ha sido fácil, pero si ahorita me toca vivir esta prueba y este golpe, espero salir airoso y mucho más fortalecido de lo que ya estaba”, confiesa en entrevista con Medio Tiempo.

“No, no estoy buscando preguntas o respuestas. Uno puede hacerse millones de preguntas, pero dicen bien los ‘gringos’: ‘it is what it is’, es lo que es y tengo que trabajar en lo que estoy, trabajo para que mañana no haya pretextos, y si hoy me tocó vivir esto, la gente toma sus decisiones y no las voy a alegar, simplemente trabajo donde me pongan, y si mi lugar es la Copa MX es donde voy a dar lo mejor”, asevera, confiado en sí mismo.

De una adversidad, le surgió una oportunidad en el arco de Chivas, pero en la Copa MX, donde ahora llegó a la ronda de Semifinales, ostentando la marca de 506 minutos sin recibir gol, marcando una marca en la historia del club.

“Es una bendición muy grande, no hay estadística más bonita para un portero que los goles en contra y desde luego que acumular estos minutos es muy importante, es muy bonito. En lo personal me ha gustado mucho, y en donde me pongan… uno siempre quiere jugar la Liga, pero si me toca estar en la Copa, ahí voy a intentar demostrar de qué estoy hecho. Las estadísticas es lo más frío que hay y es lo que realmente habla sobre qué tipo de jugador eres”, subraya.

Aunque ha sido difícil superar el trago amargo de ser relegado a la suplencia, disfruta su momento, y ahora con Chivas está en la antesala de la Final de la Copa MX.

Fue un tiempo muy difícil, soy un ser humano y que ama jugar, es como cuando le quitan el dulce al niño y se queda con ganas. Hay que trabajar y me toca estar en la Copa MX, voy a disfrutarlo por mi bien y el de los demás que mantengamos este ritmo, a final es la única competencia que estamos jugando, pues hay que intentar que se alargue lo más posible”.

Su fe y el amor y cobijo de su familia, fueron parte fundamental en las horas bajas del cancerbero que, junto con cinco futbolistas más de Chivas, será convocado a la Selección Sub-22 en próximos días, para enfrentar un compromiso en Brasil, previo a los Juegos Panamericanos.

“Dios siempre fue mi refugio, siempre lo ha sido y sobre todo ahora cuando más lo necesité, mi familia siempre ha sido la base, estoy agradecido y contento con Dios de que me haya permitido tener una familia tan cercana a mí porque el golpe te llega, pero ellos te lo alcanzan a disolver un poco”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×