Refuerzos de Tiburones, con perfil familiar

El rendimiento que han tenido los refuerzos extranjeros de Veracruz que llegaron para el Clausura 2015 no es obra de la casualidad.
 El rendimiento que han tenido los refuerzos extranjeros de Veracruz que llegaron para el Clausura 2015 no es obra de la casualidad.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Julio Furch es el único de los refuerzos que no está casado ni tiene hijos
  • Fidel Kuri Mustieles señaló que Furch, Peñalba, Albín y Meneses fueron seguidos durante un año

El rendimiento que han tenido los refuerzos extranjeros de Veracruz que llegaron para el Clausura 2015 no es obra de la casualidad. Tras 10 Jornadas en las que sólo suman un descalabro y de cara al duelo ante el América, los refuerzos jarochos pueden presumir de alto impacto en el funcionamiento del equipo.

La Directiva de los Tiburones Rojos encabezada por Fidel Kuri Mustieles, junto al Cuerpo Técnico de Carlos Reinoso, crearon un perfil de los elementos que debían llegar a la escuadra veracruzana para ser refuerzos desde el primer partido justo en el torneo en el que se jugarían la permanencia en Primera División.

"Cuando vemos a algún jugador extranjero vemos en qué equipo juega y si sus características se adaptan a México. (Julio) Furch es el único que no tiene familia ni hijos, 'Keko' (Villalva) ya tiene su hijo, (Fernando) Meneses, (Juan Ángel) Albín y (Gabriel) Peñalba ya tienen su hijo y esposa".

De ahí que se hayan buscado a jugadores con familia que vieran más allá de lo individual en lo que se estarían jugando al llegar a Veracruz, y que a la vez tuvieran estabilidad en el aspecto privado. La sed de revancha fue otro factor importante para contratar a Furch (líder de goleo), Meneses, Peñalba, Albín y el propio Villalva que lleva ya poco menos de un año en el Puerto.

"Más que nada nos fijamos en gente que quiere una revancha, que quiere sobresalir, que fueron exitosos en algún momento pero que por las circunstancias no apostaron por ellos o pasó algo en su vida que no les permitió continuar con ese éxito y los rescatamos", expresó Kuri Mustieles.

"También buscamos que sean buenas personas porque no hay un solo problema interno, hay mucha armonía, es una familia, un grupo de seres humanos trabajadores que no se quejan a pesar de no tener las mejores instalaciones. No son jugadores agrandados, son humildes y eso nos ha dado los resultados".

Fue un año de trabajo el que realizó la dirigencia de los escualos con dos viajes a Argentina incluídos para confirmar que los refuerzos que trajeron este torneo y que eran toda una incógnita, serían los precisos para ayudarlos en lo que hoy se ha traducido en pelear los primeros puestos del campeonato.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×