Remontadas, una especialidad de las Águilas

La encomienda es complicada, pero no imposible para el América. Si un equipo sabe lo que es resurgir de sus cenizas ese es el cuadro azulcrema, que a lo largo de su historia ha forjado su nombre...
La encomienda es complicada, pero no imposible para el América. Si un equipo sabe lo que es resurgir de sus cenizas ese es el cuadro azulcrema, que a lo largo de su historia ha forjado su nombre con base en títulos.
 La encomienda es complicada, pero no imposible para el América. Si un equipo sabe lo que es resurgir de sus cenizas ese es el cuadro azulcrema, que a lo largo de su historia ha forjado su nombre con base en títulos.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • América ya sabe cómo recuperarse de una desventaja de tres goles en series definitivas
  • Ante Boca Juniors se quedó muy cerca de lograr una de las más grandes hazañas de su historia

La encomienda es complicada, pero no imposible para el América. Si un equipo sabe lo que es resurgir de sus cenizas ese es el cuadro azulcrema, que a lo largo de su historia ha forjado su nombre con base en títulos, grandes jugadores, pero también en históricas remontadas.

Este miércoles el equipo de Gustavo Matosas tiene la misión de derrotar al Herediano por tres goles si quiere mantenerse con vida en la eliminatoria por el Mundial de Clubes, y de esa forma evitar el fracaso que representaría tanto para el club como para el balompié azteca.

América conoce y sabe el método para remontar esas desventajas, situación que ya ha hecho en tres ocasiones, dos de ellas de manera definitiva y otra más de forma momentánea, pues no pudo mantener el marcador.

La primera de ellas fue en la Final del Torneo Prode 85 cuando las Águilas cayeron 4-1 en la Ida ante el Tampico Madero, pero en la Vuelta lograron un 3-0 que mando la serie al tiempo extra en donde Eduardo Bacas entregó el heroico título al cuadro azulcrema.

La segunda ocasión que América se encontró con una desventaja de tres goles y supo venir de atrás fue ante el Boca Juniors en la Copa Libertadores del 2000, cuando en la Ida de Semifinales cayeron 4-1 en Buenos Aires, pero en México pudo venir de atrás con un 3-0 hasta el minuto 83, cuando apareció un destructor cabezazo de Walter Samuel para evitar la hazaña americanista.

UN RAYO, PREMONICIÓN DEL 'MARACANAZO' AZULCREMA

Técnicamente no era una desventaja de tres goles porque América perdió la Ida de Octavos de Final de la Copa libertadores 2008 con marcador de 4-2, aunque en la práctica un 2-0 de nada le servía a las Águilas por los goles de visitante que había marcado Flamengo en esa serie.

Fue el 7 de mayo cuando el América de Juan Antonio Luna se metió al Maracaná para golear 0-3 al cuadro brasileño, meterse en la siguiente ronda y escribir una de sus más grandes hazañas.

"En esa ocasión al momento de salir del avión fuimos rozados por un rayo, fue un estruendo en el avión que nos sorprendió, yo estaba junto a Germán Villa y comentamos que ya estábamos marcados a hacer las cosas bien".

"Teníamos todo que ganar y nada que perder porque íbamos como víctimas. No teníamos futuro, muchos iban a salir del equipo y la mejor manera era demostrar la valía y que son los suficientemente aptos para estar en un equipo como un América", expresó Carlos Sánchez, exdefensa que participó en aquella gesta y que aconsejó al actual plantel azulcrema.

"Manejar bien los tiempos, hay momentos donde se debe ser intenso, no dejar pasar los primeros minutos, por lo regular se dejan pasar por el acomodo de los equipos. Debe ser el equipo intenso, pero sin desbocarse porque si reciben un gol todo se acabará", explicó Sánchez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×