Cuauthémoc, el 'crack' que desdeñó al América

Como si un radical destino le marcara la posibilidad de ser ídolo o ni siquiera ser futbolista, Cuauhtémoc Blanco escribió una historia americanista de inicio y final tormentoso.
 Como si un radical destino le marcara la posibilidad de ser ídolo o ni siquiera ser futbolista, Cuauhtémoc Blanco escribió una historia americanista de inicio y final tormentoso.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El descubridor de Blanco recordó las anécdotas en los inicios del '10', que se retira este día

Como si un radical destino le marcara la posibilidad de ser ídolo o ni siquiera ser futbolista, Cuauhtémoc Blanco escribió una historia americanista de inicio y final tormentoso.

Además de que nunca escondió su molestia con los directivos de los últimos años porque lo desdeñaron cuando todavía tenía fútbol, el Temo desairó en tres ocasiones al club azulcrema cuando apenas iniciaba su carrera.

En su primera prueba le equivocaron la posición, lo rechazaron y por ello cuando fue invitado por segunda ocasión a las Fuerzas Básicas su respuesta fue con desdén, según relata el visor que lo descubrió en un torneo delegacional, Ángel "La Coca" González.

El partido donde lo deslumbró fue, curiosamente, en los campos de Buenavista aledaños a la Delegación Cuauhtémoc, donde Blanco enfundado en el uniforme de la Delegación Azcapotzalco le marcó 7 goles al local en la eliminatoria para un torneo Nacional que se disputaría en Chiapas.

"Me acerqué a él para invitarlo al América y dice 'no, pues yo ya estuve en el América'. Le digo 'pero ahora es diferente'", recordó González.

"'Bueno, cuando regresemos del Nacional' (respondió Blanco) porque esa eliminatoria era para sacar al campeón y representar al Distrito Federal".

Cuando se le pasó el enojo, según "La Coca", Blanco comenzó a acudir a la cantera azulcrema, donde compartía canchas con jugadores como Raúl Rodrigo Lara, Germán Villa e Isaac Terrazas, quienes lejos de ser los amigos que hoy son, en aquella ocasión lo ahuyentaron del club.

"Lo pateaban mucho, eran bien mulas con él. Se pasaban de vivos. Pero lo convencí", agregó González. "Ya pasaba yo por él diario a su casa, porque yo vivía por La Villa. Salía y me lo llevaba, como un mes. Después le daba para los pasajes para que no faltara".

El "Temo" escaló categorías como pocos. De un momento a otro se vio a las puertas del Primer Equipo y, malaconsejado, según cree González, pidió a la Directiva encabezada por Panchito Hernández que le aumentaran el sueldo con una cantidad exorbitante.

"Lo hizo enojar, (Hernández) le dijo 'vete al diablo, vete de aquí, ya no eres del club'. Y ya no regresó. Y a la semana me habló Panchito Hernández aquí a tu casa para decirme 'Cuauhtémoc ya no viene'", relató.

"Platiqué con él y le dije 'también pa' qué le dice usted eso, pues él es así'. Pero ya lo volví a llevar y ya sin problema".

González estará esta noche en el Estadio de la BUAP para el Puebla vs. Chivas que marcará el adiós de su máximo pupilo, al que se refiere como el jugador más completo en la historia del fútbol mexicano.

"Uno se siente triste, se siente nostálgico después de 26 años que más o menos tengo yo de conocerlo", expresó.

"Va a tardar un tiempo en que tengamos otro jugador como él, otro emblema. Es una persona que ojalá y sirva de ejemplo para muchos".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×