Armaron operativo de seguridad a la llegada de Tigres

Poco menos de veinte seguidores felinos acudieron al Aeropuerto Internacional de Monterrey sin importarles la hora, para recibir a Tigres a pesar de haber perdido la final de la Copa Libertadores...
Poco menos de veinte seguidores felinos acudieron al Aeropuerto Internacional de Monterrey sin importarles la hora, para recibir a Tigres a pesar de haber perdido la final de la Copa Libertadores ante River Plate.
 Poco menos de veinte seguidores felinos acudieron al Aeropuerto Internacional de Monterrey sin importarles la hora, para recibir a Tigres a pesar de haber perdido la final de la Copa Libertadores ante River Plate.
Monterrey, Nuevo León -
  • Aproximadamente veinte guardias de seguridad privada vigilaron la llegada
  • Algunos jugadores atendieron al llamado de los aficionados

Poco menos de veinte seguidores felinos desafiaron a Morfeo y acudieron al Aeropuerto Internacional de Monterrey sin importarles la hora, para recibir a Tigres a pesar de haber perdido la final de la Copa Libertadores ante River Plate.

Armados con banderas, portando la playera auriazul y entonando algunos cánticos de manera animada, fue como los aficionados, integrados por familias completas en su mayoría, esperaron pacientemente en la terminal aérea, pues se había anunciado que el equipo arribaría a las 3:00 horas y a final de cuentas lo hizo casi hasta las 5:00, pero de manera repentina se toparon con un operativo de seguridad que los alejó de sus ídolos.

Casi una hora antes de que Tigres aterrizara en suelo regio, llegó al aeropuerto un contingente de seguridad privada de Sinergia Deportiva, quienes bajaron de una camioneta vallas metálicas y las colocaron desde la puerta de llegadas internacionales, hasta el autobús que trasladaría al plantel.

Aproximadamente veinte guardias de seguridad privada se apostaron a los costados de las vallas y a ellos se les unió un número similar de efectivos de Fuerza Civil, además uno de los encargados del operativo, les informó al puñado de seguidores que debían salir de la Terminal B, para esperar afuera a ver el paso de los jugadores rumbo al autobús.

“Somos bien poquitos, venimos desde lejos para recibir a nuestro equipo y ni nos dejan acercarnos para darles ánimo”, fue la queja de uno de los hinchas que no tuvo opción más que obedecer las indicaciones.

El fuerte dispositivo de seguridad, cuyos elementos rebasaban por mucho en número a los pocos seguidores que acudieron a recibir a Tigres, se mantuvo en todo momento hasta que salió el último integrante de la comitiva felina.

Algunos jugadores atendieron al llamado de los aficionados, quienes les solicitaban se acercaran a donde habían sido ubicados, para tomarse fotos con ellos y expresarles su apoyo incondicional.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×