El Tri llegó al bullicio hollywoodense

Hollywood Roosevelt es el hotel donde se hospeda la Selección Mexicana. Pero nada más errado que el acento presidencial de su nombre porque el distintivo real del lugar es el glamour.
El Tri llegó al bullicio hollywoodense
Los Ángeles, California -
  • Andrés Guardado dijo que el equipo tiene las ideas muy claras

Hollywood Roosevelt es el hotel donde se hospeda la Selección Mexicana. Pero nada más errado que el acento presidencial de su nombre porque el distintivo real del lugar es el glamour.

Sobre todo esta noche, cuando el Tricolor arribó justo durante una premiación de música latina con todo y alfombra roja, en el famoso Dolby Theatre donde se celebran los Premios Oscar, a una cuadra del hotel cuyos alrededores fueron obstáculo por el tráfico y las calles cerradas.

Ahí se instaló el combinado nacional para enfrentar a Estados Unidos el sábado por el boleto a la Copa Confederaciones, luego de un viaje de 8 horas desde su salida del Centro de Alto Rendimiento.

“El ‘Tuca’ nos ha dicho que lo que vamos a enfrentar el sábado es solo terminar lo que se hizo en Copa Oro y la verdad es que estamos con la ilusión de ganar”, expresó Andrés Guardado tras bajar del autobús.

“Hemos trabajado muy fuerte esta semana y creo que tenemos las ideas muy claras de lo que vamos a enfrentar”.

El plantel del “Tuca” llegó enfocado y con aspecto cansado, escuchando los gritos de decenas de aficionados en la entrada del estacionamiento del hotel.

Todo ello a diferencia de la Selección estadounidense que se concentró en Irvine, un condado fuera de Los Ángeles, cerca de Newport Beach en donde Jürgen Klinsmann tiene su residencia.

En cambio el Tri se incrustó en el bullicio de la Meca fílmica, en pleno Hollywood Boulevard con las banquetas adornadas por las estrellas con el nombre de legendarios artistas, lejos de prometer un entorno de serenidad.

Como vanguardia de la comitiva estuvo desde la tarde el Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Decio de María, en el hotel fundado en 1927, célebre porque aquí vivió dos años Marylin Monroe y porque remodelado hace poco suele ser sede de fiestas de figuras hollywoodenses.

Contrastante deberá ser el ambiente de aquí al sábado, donde futbolistas deberán pensar en lo suyo a pesar de los distractores, según reiteró Guardado, quien aceptó que este Clásico es el más importante entre ambas selecciones desde el Mundial del 2002.

“Es la historia que hay dentro de las dos selecciones”, señaló. “Sabemos que nos jugamos más que un pase a Confederaciones, hay orgullo, hay muchas cosas más que se juegan cuando se juega contra Estados Unidos”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×