Ingresó quinta generación al Salón de la Fama

Humilde y sencillo, como sí nunca hubiera ganado una Copa del Mundo, o una Champions League o una liga de España, así llegó el Director Técnico, Vicente del Bosque.
Ingresó quinta generación al Salón de la Fama
Pachuca, Hidalgo, México -
  • Ghiggia, Passarella, Gullit, Del Bosque, Meza, Luis García, Víctor Manuel Vicetich, Michele Akers, Luis Figo y Amadeo Carrizo fueron los investidos

Humilde y sencillo, como sí nunca hubiera ganado una Copa del Mundo, o una Champions League o una liga de España, así llegó el Director Técnico, Vicente del Bosque, a recibir el saco y el trofeo que lo acredita como un integrante más del Salón de la Fama del Fútbol Nacional e Internacional.

El estratega español fue parte del grupo de 11 futbolistas y entrenadores, que fueron investidos al recinto esta noche en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, como la quinta generación.

Junto a él, Daniel Passarella, Michelle Akers, Ruud Gullit, Luis Figo, Alcides Ghiggia, Enrique Meza, Luis García, Víctor Manuel Vucetich, Amadeo Carrizo y Ladislao Kubala, fueron inmortalizados en el balón gigante, donde desde el 2011 las grandes figuras del balompié mundial tienen su segundo hogar.

Fue una ceremonia ágil, rápida, donde los galardonados tomaron poco tiempo para agradecer a sus familias, al fútbol, a sus compañeros, directores técnicos, directivos y dueños, la posibilidad de formar parte del fútbol, deporté el cual El "Ojitos" Meza aseguró le dio la "oportunidad de siempre ser feliz".

Fue el momento más emotivo de la noche, cuando el cuatro veces Campeón de Liga, no aguantó las ganas de llorar frente al micrófono "y eso que me tome una pastilla para que me tranquilizara", dijo el estratega provocando una risa generalizada en el Teatro Gota de Plata de la capital hidalguense.

"Tengo que dar gracias a toda la gente que ha trabajado conmigo, a Dios, a mi familia a mis nietos. A los clubes, a los dueños, al fútbol que me dio la oportunidad siempre de ser feliz porque el fútbol lo predispone a uno a la felicidad".

Passarella brindó gran parte de su discurso para agradecer a México por la distinción y los años que pasó en tierra azteca, cuando le tocó dirigir y ser Campeón con los Rayados de Monterrey.

"Estoy muy agradecido siempre con México, me tocó dirigir en Monterrey, me encuentro muy emocionado, mi familia me esta mirando por televisión, les mandó un beso grande y nada más".

Así fueron pasando cada uno de los nuevos investidos. Por Alcides, quien murió hace cuatro meses, habló su hijo Arcadio. Luis García fue uno de los más ovacionados, al igual que Ruud Gullit, quien arrancó las risas y rechiflas de los asistentes asegurando que "sí fue penal", la jugada polémica de Arjen Robben en la pasada Copa del Mundo.

Akers, quien estuvo acompañada por toda su familia, se dijo contenta por el galardón y honrada por ser la segunda mujer dentro del Salón de la Fama. Figo, el gran ausente, mandó un video, al igual que Amadeo Carrizo, quien por una enfermedad no pudo asistir a la quinta ceremonia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×